Draymond Green: “Se está pitando de forma muy estricta”


Los Golden State Warriors sumaron en Denver su primera derrota de la temporada ante unos Nuggets que lanzaron 42 tiros libres. Esta es una cifra anormalmente alta, aunque no tanto si nos atenemos exclusivamente a lo que se ha visto esta temporada, en la que muchos tienen la sensación de que los arbitrajes están siendo de todo menos permisivos. Esta misma idea fue expresada por Draymond Green en sus declaraciones posteriores al encuentro.

“Se está pitando de forma muy estricta. La defensa ya no es clave en la Liga, creo que está quedando claro con los marcadores tan abultados que estamos viendo” afirmó. No obstante, pronto quiso dejar claro que esta afirmación no era un intento de poner excusas tras perder el partido: “Tenemos que ser más inteligentes. No podemos actuar como si cada falta pitada en contra esté mal señalada, porque los árbitros son humanos y se van a equivocar. Para combatir esto tenemos que pulir nuestra forma de defender: no meter tantas manos, no buscar tanto el contacto…”

“Algunas de las faltas que hacemos son realmente estúpidas” continuó el ala-pívot. “Estamos en bonus, quedan unos 7-8 minutos para el final del cuarto y seguimos haciendo faltas. Puede que algunas sean un poco dudosas, pero otras son totalmente culpa nuestra”.

En los tres partidos disputados, Golden State ha cometido 81 faltas personales, enviando a sus rivales a la línea de tiros libres hasta en 108 ocasiones. Stephen Curry analizó cómo afecta esto a su juego: “Se está pitando diferente este año y tenemos que adaptarnos a ello, porque en estos tres partidos estamos mandando a los rivales al 4,60 con demasiada frecuencia. Esto nos perjudica, ya que regalamos puntos fáciles y el ritmo del partido disminuye, así que tenemos que hacer algunos ajustes”.

Un problema común

Los Warriors no son el único equipo que está teniendo problemas para adaptar su defensa a esta nueva forma de arbitrar. Ya desde la pretemporada se hicieron algunas advertencias, como el hecho de que los colegiados serían menos permisivos en los contactos durante el movimiento sin balón, y las consecuencias se están haciendo notar. Ahora mismo, hasta 10 equipos encajan más de 120 puntos por partido, mientras que el año pasado a estas alturas solo dos franquicias superaban esta cifra según datos de ESPN.

De hecho, en esta primera semana de competición se están promediando 23,6 faltas por equipo en cada encuentro. En las siete temporadas anteriores, solo un conjunto superó dicha media: los Phoenix Suns de la 2016-17 con 24,8. Aunque es de suponer que la cifra irá bajando a medida que los jugadores se vayan acostumbrando a los nuevos criterios, esto habla a las claras de los problemas que hay en la Liga para adaptar la forma de defender a las nuevas exigencias.

“Da la sensación de que en los cinco primeros minutos de cada partido ya hemos hecho cuatro faltas” dijo Steve Kerr al respecto. “Nos pasó en pretemporada y nos ha pasado en los tres partidos de liga regular, y es algo que tenemos que corregir. Trabajamos constantemente ejercicios defensivos evitando contactos y agarrones, pero necesitamos que se convierta en un hábito y aún no lo hemos hecho” concluyó.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.