Draymond Green se libra de la suspensión


La NBA tomó una decisión salomónica a la hora de sancionar a Draymond Green por su patada en la entrepierna a Steven Adams durante el tercer partido de las Finales del Oeste entre Thunder y Warriors. El ala-pívot de Golden State no será suspendido, pero ve como su falta flagrante de primer grado queda aumentada a segundo grado, y es además multado con $25.000. Kiki Vandeweghe, vicepresidente de la NBA, justificó la decisión en el comunicado oficial afirmando que la falta de Green “fue innecesaria y excesiva”.

RELACIONADO: Historia de una patada con posible suspensión

El aumento de la gravedad de la falta flagrante de Green no es solo simbólico, pese a que hubiera supuesto su expulsión del partido si hubiera sido la decisión inicial de los árbitros. Sumada a una flagrante de primer grado recibida durante la serie ante Houston, Green quedaría automáticamente suspendido por un partido si acumulara otra falta flagrante. Así pues, la amenaza de una sanción mayor va a estar presente durante el resto de los Playoffs para el jugador de los Warriors.

El precedente de Toronto

Pero Vandeweghe, ex-jugador y entrenador y al frente de las operaciones deportivas de la NBA desde el pasado mes de agosto, tuvo también que justificar el motivo por el cual Green no fue inmediatamente suspendido. Solo un día antes, la liga decidió darle un partido de sanción a Dahntay Jones tras golpear en el mismo doloroso lugar a Bismack Biyombo durante el tercer partido de la serie entre Raptors y Cavaliers. Para Vandeweghe, no obstante, las acciones no son iguales.

“Es básicamente una jugada completamente diferente”, explicó Vandeweghe en una entrevista a USA Today. “Ahí tienes a alguien luchando por un rebote mientras Jones tiene la mano abierta. Entonces, (Jones) empuja su mano y hace contacto en la zona de la ingle de Bismack con el puño cerrado. Así pues, tienes un contacto con el puño cerrado, lo cual para mi es un escenario muy diferente y un patrón diferente respecto a lo que estamos hablando sobre Draymond. En su caso, es un movimiento de su cuerpo que se ha convertido en bastante común entre nuestros jugadores para intentar sacar faltas. Draymond lo hace bastante, Westbrook lo hace bastante y otros jugadores también lo hacen. Por desgracia, en este caso particular, la pierna de Draymond conectó con la misma zona de la ingle de Adams que en el caso de Jones, pero todo lo demás fue completamente diferente”.

Gracias a esta decisión, Green podrá estar a las órdenes de Steve Kerr en un cuarto partido de las Finales del Oeste que promete ser dramático, con la amenaza de suspensión constante para Green y con un público de Oklahoma City que se le echará encima desde el primer minuto. Todo con la posibilidad de que los Warriors se coloquen con un 3-1 en contra en caso de derrota. Mantener a uno de sus All-Stars en el partido, eso sí, será un alivio para el equipo que aún aspira a revalidar su campeonato del año pasado.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.