El dulce y sospechoso despido de Beno Udrih en Miami

Este fin de semana está siendo día de despidos en la NBA. El sábado expiraba el plazo para que las franquicias puedan cortar jugadores con contrato no garantizado, asegurando no tener que pagar en salarios (el lunes tendrán que reducir obligatoriamente la plantilla a 15 jugadores), por lo que la mayoría de equipos anunciaron sus salidas. Entre ellos estuvo . La franquicia presidida por Pat Riley cortó a cuatro jugadores sin contrato garantizado (, , y ) y, de forma más llamativa, .

Para el base esloveno, era el final de su breve regreso a los Heat tras haber jugado brevemente en la pasada campaña. Udrih firmó en agosto un contrato garantizado por una temporada con Miami por el mínimo salarial (algo más de $1,5 millones), por lo que tras ser cortado se embolsará este dinero sin haber jugado partido oficial en 2016-17. No es un caso único, pero su situación particular despierta dudas, especialmente recordando lo que ocurrió en la pasada campaña.

Los $90,000 mejor invertidos

Udrih sufrió en febrero un desgarro en el músculo plantar de su pie derecho. Para poder cubrir el hueco en plantilla que dejó su lesión, Miami cortó al base esloveno, pero negociando una rescisión para no pagarle el sueldo íntegro. La franquicia se encontraba en una delicada situación salarial, obligada a no gastar más de la cuenta para no entrar en zona de impuesto de lujo. De forma poco habitual, Udrih decidió aceptar solo $90.000 del dinero que se le debía, ayudando a Miami a ahorrar hasta $1,8 millones por no tener que pagar esa penalización salarial.

Y la suspicacia llega ahora, recibiendo Udrih más $1,5 millones sin debutar en temporada regular, quedando libre para firmar un acuerdo similar (ese es el salario mínimo anual que le corresponde por su experiencia NBA) con otro equipo. La liga prohíbe expresamente arreglos sobre futuros contratos de este tipo entre franquicia y jugador, por lo que podría investigar si considerara que hubo algún tipo de acuerdo bajo la mesa entre los Heat y Udrih. De momento, lo único visible es una situación bien lucrativa para ambas partes.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

N’Diaye se convierte brevemente en el jugador más alto de la NBA

La nueva generación argentina entra en la NBA

Siguiente