Durant asegura que los Warriors no tienen la culpa de su lesión

Pese a que no jugó ni 12 minutos en total, fue uno de los hombres de los que más se habló durante las Finales entre y Raptors. El alero, lesionado desde las semifinales de conferencia, se perdió los cuatro primeros partidos ante Toronto, lo que hizo que empezaran a llegar acusaciones de falta de compromiso ante su inminente (y por aquel entonces hipotética) salida. No obstante, su reaparición en el Game 5 con su correspondiente rotura del Aquiles cambió la narrativa, y las críticas fueron entonces para la franquicia, quien presuntamente habría forzado al jugador a volver antes de tiempo.

Por tanto, cuando Chris Hayes, de Yahoo Sports, tuvo la oportunidad de entrevistar a KD había una pregunta obligatoria. ¿Estuvo su lesión mal gestionada por parte de la franquicia?

“Por Dios, no. ¿Cómo podéis culpar a los Warriors?” aseguró categóricamente Durant. “He oído que me metieron prisa para volver, pero nadie me dijo nada en todo el proceso de recuperación sobre cuándo iba a volver. Solo estábamos Rick Celebrini (director de medicina) y yo trabajando día a día”.

Además, Kevin señaló que la vuelta para el quinto partido era algo que tenía en mente desde el principio de las Finales: “Desde que la serie empezó me puse como objetivo el Game 5. Es baloncesto, son cosas que pasan. No se pueden buscar responsables para estos lances del juego. Tenemos que dejar este tema, pronto volveré a jugar”.

La unión con Irving “simplemente surgió”

El alero habló también de su llegada a los Brooklyn , cuyo trabajo de reconstrucción elogió y destacó como una de las claves de su elección: “Si salía de Golden State tenía claro que sería para ir a los . Tienen muchas piezas y una gerencia muy creativa, y me encanta la forma en la que han construido su proyecto”.

Sin embargo, fue su unión con en la franquicia neoyorquina por lo que más se le preguntó. Ante esto, Durant quiso destacar que su relación previa con el base no tuvo nada que ver con su elección, y que el hecho de marcharse al mismo equipo ni siquiera estaba planeado, aunque dejó claro que jugar juntos era algo que ambos llevaban tiempo queriendo hacer.

“La gente cree que la amistad es lo que nos lleva a juntarnos. No hay nada malo en que especulen, pero nosotros somos amigos independientemente de lo que ocurra. Lo somos desde hace tiempo (se dice que ambos forjaron una gran relación en los Juegos Olímpicos de 2016) y queríamos jugar juntos, pero esto no fue algo que tuviésemos planeado. Simplemente surgió” terminó.

(Fotografía de portada: Vaugh Ridley/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

C.J. McCollum cree que algunos han renunciado al Mundial por miedo a perder