Dwight Howard: “Odiaba a Draymond Green”


Dwight Howard ha vuelto a ser el mayor feligrés del púrpura y oro. Aunque su aventura 2012-13 acabara derramada por el retrete, el veterano pívot ha adquirido una nueva oportunidad de hacer algo grande en Los Angeles.

“Tuvimos dos grandes problemas: las lesiones y el ego. En baloncesto esas dos cosas pueden matarte. Y cuando todo el mundo no está en la misma página por el ego, cada uno va por su cuenta. Cuando dejas el ego a un lado, todo suele funcionar bastante mejor. En mi caso, lo que hubiera mejorado es esperar a estar realmente sano. Tenía muchas ganas de demostrar lo que podía hacer, pero no estaba al cien por cien. Se suponía que me iba a perder toda la temporada pero volví en cuatro o cinco meses. No debí haberlo hecho, pero con todos esos nombres, Kobe, Pau, Nash, Artest, yo no quería perderme aquello. Quería jugar. Y otra cosa en la que fallamos fue hacer lo que el equipo necesitaba, y no jugar de manera egoísta. No solo yo, todo el equipo”, ha podido confesar Howard, en una entrevista con Shams Charania (The Athletic), sobre su primera aventura en los Lakers.

Tiene claro qué fue lo que estorbó su estreno con la entidad angelina y ha aprendido para lo que viene. Eso al menos es lo que él defiende ahora.

Howard también declaró ser un gran fan de Draymon Green, pero no lo fue siempre. “Odiaba a Draymond. Pensaba, este tío es imbécil. Pero este año pasado vi todo lo que él hacía y quedé muy impresionado. Puede que no sea el mejor tirador, pero tirará con confianza si tiene que hacerlo. Y si no puede tirar, encontrará al jugador mejor colocado para que haga el mejor tiro en el mejor momento, la mejor jugada. Eso me encanta. Son todas las cosas pequeñas que hace”, rectificaba Dwight Howard.

Se espera que Howard hasta pueda ser importante, dentro de un rol algo complementario, en unos Lakers sin DeMarcus Cousins, lesionado, y que no quieren maniatar a Anthony Davis debajo de la canasta. La mejor temporada del veterano center, en lo colectivo, podría estar por llegar a sus 33 años (34 en diciembre). No será fácil, pues el curso 2008-09 permanecerá siempre en la memoria. Lo que sí parece cierto es que estamos escuchando al Howard más lúcido en bastante tiempo.

(Fotografía de portada: Will Newton/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.