Dwight Howard sigue su cruzada anti-mascarilla y afirma no creer en las vacunas


Continúan las aventuras de Dwight Howard dentro de la burbuja que la NBA ha levantado en la tierra de Mickey Mouse.

El pívot de los Lakers resultó, la semana pasada, el primer jugador reportado por mala conducta en la línea telefónica que la Liga habilitó para testificar de manera anónima sobre compañeros del gremio que no respeten las normas sanitarias.

Howard había sido visto en varias ocasiones sin llevar mascarilla en el rostro; complemento obligatorio dentro de Disney para cualquier habitante a no ser que este se encuentre dentro de su habitación privada, comiendo, bebiendo o haciendo ejercicio físico.

Howard es ferviente defensor de que la mascarilla no es tan necesaria como se cree para poner cerco al virus. Pero esa no fue su última cruzada contra lo establecido. Lejos de entonar un mea culpa y agachar las orejas por sus primeras fechorías, Dwight Howard, otra vez sin llevar mascarilla en un espacio público del recinto, explicó el domingo sus razones para considerar este complemento prescindible. Y no solo eso, el pívot también se destapó como un defensor de la comunidad que no cree en la efectividad de las vacunas, según reconoció el propio jugador en un vídeo que subió a Instagram Live.

“No, no creo [en las vacunas]. Es mi opinión, pero no, no creo”, pudo comentar Howard.

En el vídeo del domingo —sus directos en redes sociales se están haciendo habituales— Howard insistió en la idea de que no llevaría la mascarilla en determinadas ocasiones, añadiendo que “no sabía que el coronavirus estuviera volando por el aire buscando gente”, de acuerdo a lo recogido por USA Today.

Previamente, Howard ya había alegado que no consideraba la mascarilla necesaria debido a que todos los jugadores y personal de las franquicias NBA pasan rigurosos controles cada día. En su defensa, también dijo que cuando estuvo sin mascarilla, antes de ser reportado en la NBA Campus Hot line, no se cruzó con nadie.

El estado de Florida

El razonamiento del jugador en este sentido no es demasiado brioso, pues sí que jugadores y staff de la NBA pasan un riguroso sistema de controles; sin embargo los empleados de Disney no. Estos sujetos esenciales en el sistema salen y entran libremente con una seguridad sanitaria bastante inferior. No pasan controles todos los días, sino que si sienten algún síntoma relacionado con el virus, o incluso un simple malestar, avisan de su estado y no acuden al lugar de trabajo. Un sistema demasiado analógico como para que pueda tasarse de infalible. Porque, de manera evidente, no lo es.

De acuerdo al diario New York Times, el estado de Florida cuenta 350.000 nuevos positivos hasta el pasado domingo y sigue siendo el más afectado de los Estados Unidos. Al día, el promedio de casos durante la pasada semana fue de 12.000.

De ese modo, que el virus entre en la burbuja no es ninguna quimera con el guirigay existente justo fuera de sus fronteras. Por tal motivo, el diccionario de Dwight Howard aguantaría escasos segundos ante un examen mínimamente exigente.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.