Dwyane Wade se despide para siempre de Miami

El escolta, que en septiembre anunció su retirada para finales de curso, jugó su último partido en Miami con los . Fue ante los 76ers, en el estéril triunfo de los de Florida (122-99), que quedan fuera de los playoffs tras la victoria de los Pistons. Este hecho hace que seguramente no juegue hoy contra Brooklyn en el intrascendente partido y que su historia como jugador de la NBA se detenga en la noche del martes 9 de abril.

Wade firmó 30 puntos, su segunda mejor marca de la temporada, y salió de titular en su último baile en Miami. Lo hizo después de recibir un caluroso homenaje de la franquicia, que lo había dispuesto todo para honrar a uno de sus mitos, al hombre que les condujo a tres anillos.

El eje central del tributo fue un video proyectado en el American Airlines Arena, pieza narrada por una combinación de familiares y figuras importantes en su carrera en la NBA, donde Flash ha permanecido 16 temporadas, catorce y media de ellas en los Heat.

“Me vais a hacer llorar antes del partido. Os quiero, amigos”, se dirigió a la afición un emocionado Wade tras la proyección del vídeo. LeBron James, o Shaquille O’Neal fueron algunas de las personas que aparecieron en el inicio del vídeo, que guardaba lo mejor para la traca final, con Udonis Haslem, y la mujer de Wade, la actriz Gabrielle Union. “Coreamos tu nombre por toda la ciudad y hasta el cielo”.

Durante el propio partido, en cada pausa, Miami siguió honrando a Wade con vídeos cortos, uno de ellos protagonizado por el antiguo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, nativo de Chicago, como Wade. “Nos enseñaste cómo levantarte y mostraste el espíritu de Chicago”.

Wade también quiso devolver todo el cariño mostrado. “Gracias por bailar conmigo este año y por apoyarme. Tengo algunos hermanos que siempre serán mis hermanos. Os quiero ”. Un discurso donde se quiso acordar de todos y cada uno de sus compañeros en los Heat este curso, incluso los jugadores que fueron despedidos o traspasados. Nombre a nombre, Wade mostró su agradecimiento.

Tras el partido, y por última vez, se subió a la mesa de anotadores, de cara a su gente, y alzó el puño. Otro que se nos va.

(Fotografía de portada: Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Boston cierra el curso con victoria; Bradley Beal, promediando un 25-5-5

Charlotte necesita un milagro para llegar a los playoffs

Siguiente