EE.UU. abre con paliza su preparación para Río 2016

Estados Unidos empezó sin demasiados apuros su camino para revalidar el oro olímpico en los próximos Juegos de Rio 2016. En Las Vegas, su ciudad habitual de concentración, el  explotó al máximo su talento y superioridad en la pintura ante una combativa pero limitada selección de Argentina. Al final, el equipo entrenado por Mike Krzyzewski se impuso por un rotundo 111-74, alargando a 64 su racha de partidos invictos que dura ya casi una década.



El duelo quedó prácticamente sentenciado desde el primer cuarto. Con un quinteto inicial formado por Kyrie Irving, Klay Thompson, , y , la selección estadounidense se impuso de salida con las mismas armas que la han convertido recientemente en virtualmente imbatible. La presión constante sobre los creadores argentinos y un dominio insultante en el rebote, con mención especial para Cousins, bastaron para evitar cualquier apuro ante Argentina.

Para colmo, tener a como “microondas” desde el banquillo fue un lujo. El alero fue una pesadilla a ambos lados de la cancha, abusando de la segunda unidad de Argentina. (15 puntos y 7 rebotes) puso su calidad y lucha para intentar mantener en el partido a su selección, pero no sirvió para evitar la paliza. En el lado argentino, eso sí, la gran noticia fue la vuelta de tras tres años ausente de las canchas por una lesión en el pie derecho. El alero, actualmente sin equipo, jugó sus 7 primeros minutos desde 2013, acabando con 3 puntos, 2 asistencias y 1 brillante robo a Kevin Durant.

Pero el nuevo alero de los Warriors no decepcionó, especialmente en una segunda mitad donde dominó a placer. Durant fue el máximo anotador del partido con 23 puntos (7/12 en tiros de campo), a los que sumó 4 rebotes y 3 asistencias. Paul George (18 puntos), Carmelo Anthony (17) y DeMarcus Cousins (14 y 15 rebotes) estuvieron también entre los mejores para una selección estadounidense que dio una buena imagen en Las Vegas. Su próximo rival en su camino a Río 2016 será otro equipo clasificado como China en otro amistoso que se disputará el domingo en el Staples Center de Los Angeles.