El ‘8’ y el ’24, un rito en honor a Kobe para empezar los partidos


Todas las canchas hacen homenaje a la leyenda angelina a través de los dos dorsales que lució durante su carrera NBA

Siguen pasando las horas, pero no el dolor. Con el adiós de Kobe Bryant se ha apagado algo dentro de todos los que amamos el baloncesto, pero, porque así ha querido el destino, el deporte de la canasta se ha hecho más grande. Desde ayer, con el inicio de los homenajes a The Mamba, todas las franquicias, dirigentes, entrenadores, jugadores y aficionados, se están dando calor mutuo en recuerdo de una leyenda que perdurará con luz propia.

Desde que se conoció el fatídico accidente de helicóptero que se llevó la vida de Kobe, su hija Gianna y siete personas más, el amor por un jugador de su altura –la del cielo–, ha hecho que los tributos se sucedieran por todas las partes del mundo y, por supuesto en las canchas de la NBA. El primer día, aún con una daga atravesando los corazones del baloncesto, los equipos supieron rendir homenaje a la figura de Bryant a través de los números que lució en su carrera. Dejar agotar los 8 segundos para cruzar de campo (su primer dorsal) y agotar la posesión de 24 segundos (su segundo dorsal) se ha convertido en una ceremonia improvisada, en un rito de recuerdo que anoche se repitió en Salt Lake City, Minnesota, Chicago, Oklahoma, Miami y Detroit.

Los Bulls, equipo que marcó como ningún otro la carrera de Kobe Bryant, ya que allí jugaba su gran ídolo, Michael Jordan, convirtió el United Center en un templo dedicado a ese jugador que hizo que el adiós de Jordan fuese más llevadero. Kobe siempre quiso seguir sus pasos; tanto es así que sus movimientos, sus tiros, su actitud… Todo en su juego recordaba día a día que si había alguien que pudiese mirar a la altura del más grande, ese era él. Ayer, con todo el público de Chicago entregado, el oro y púrpura que Kobe lleva en su alma palpitó en cada rincón.

En Illinois y en todos los estados que marcan la inmensa geografía de Estados Unidos. Rendir tributo a Kobe a través de dos números que ya son historia de la NBA como el ‘8’ y el ’24’ son la forma elegida por todos los equipos para evocar su legado. En Minnesota, además de dejar pasar los segundos, decidieron dejar el balón sobre la línea de tiros libres, lugar exacto desde el que Bryant superó a Michael Jordan en la lista de máximos anotadores históricos de la Liga.

Esta ola de homenajes no va a parar. No puede. Cuando un jugador ha dejado tanto en una cancha pasan estas cosas. Kobe no se ha ido. Su pasión y amor por este deporte sigue en cada centímetro de parqué, en cada charla técnica, en cada tiro decisivo. Porque Kobe Bryant es el baloncesto.

(Fotografía de Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.