El aumento de positivos en Florida, otra preocupación para la NBA

El estado del este de Estados Unidos es en estos momentos unos de los mayores focos de coronavirus del país

La NBA volverá a ponerse en marcha, pero no sin sobresaltos por el camino. Al ya de por sí complicado objetivo de retomar la temporada cuatro meses después de su suspensión, se han sumado las dudas de un importante número de jugadores y, ahora, la incertidumbre sobre cómo estará de controlado el coronavirus en Florida durante el mes de julio y el resto del verano.

La situación está muy lejos de ser idónea en estos momentos. El fin de semana ha supuesto un importante repunte de casos en el estado, donde se están acercando ya a las 94.000 infecciones para convertirse actualmente en uno de los puntos calientes de Estados Unidos junto a Texas y Arizona. Estos datos suponen una preocupación añadida para jugadores, ejecutivos y dirección de la Liga.

Según fuentes de ESPN, en una de las últimas conversaciones de Adam Silver con los equipos este ha admitido los crecientes números de casos mientras se palpaba la tensión en su forma de expresarse. Pese a ello, el comisionado de la NBA habría recalcado a los presentes su confianza en el que el plan previsto –basado en la burbuja– funcionará.

Realmente el problema con el aumento de casos no atañe directamente el personal de los equipos que se va a dar cita en Orlando, sino a aquellas personas que entrarán y saldrán de ls burbuja como es el caso de los empleados de Disney World. A este respecto, los jugadores se han mostrado reticentes respecto a que aquellas personas que no residirán en la burbuja, ya que no estarán sometidos a pruebas de coronavirus. Sobre este asunto Michele Roberts, directora ejecutiva del Sindicato de Jugadores, abre la puerta a que los test lleguen hasta los empleados del complejo. “Si es necesario, agreguemos más restricciones con respecto a aquellos terceros que tienen acceso al campus, y buscaremos la forma de implementarlas”. El problema radica en si es realmente posible tomar medidas extraordinarias con el personal de Disney, ya que están sindicalizados.

Hay cierto miedo sí, pero comedido. Aunque las cifras no sean halagüeñas, la realidad es que la mayoría de los casos se están dando en la zona de Miami mientras que la de Orlando –que podríamos situar como Florida central–, está teniendo menos incidencia. En todo caso, la NBA está vigilando los datos diariamente. “La Liga está monitoreando de cerca los datos en Florida y en el Condado de Orange, y continuará trabajando en colaboración con el Sindicato de Jugadores, los funcionarios de salud pública y expertos médicos con respecto a nuestros planes”, ha señalado el portavoz de la NBA, Mike Bass.

Protocolo para empleados

Dentro del escrito de 113 que ha realizado la NBA con todas las pautas sanitarias a seguir en la burbuja de Orlando se incluyen también varios puntos para minimizar cualquier riesgo con los empleados Disney. Así, y a diferencia de cómo se suele trabajar en estos parques temáticos, Disney asignará un personal específico a cada hotel evitando las rotaciones. Además, se ocuparán de las habitaciones una sola vez por semana y solo cuando los jugadores y el personal no se encuentren en ellos. Por último, utilizarán en todo momento equipo de protección personal como mascarillas. Por último, respecto a los conductores de los autobuses, se espera que estos sean contratados a través de una empresa externa y que se sometan a pruebas de coronavirus.

(Fotografía de Kevin Frayer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.