El ‘Big Three’ de Brooklyn asesta el primer golpe a Boston


Había ganas de ver a Kyrie Irving, James Harden y Kevin Durant jugando juntos, y más aún en playoffs. Anoche ocurrió. Y lo cierto es que el resultado para los neoyorquinos no pudo ser mejor: 82 puntos entre los tres y primer triunfo ante Boston.

No fue un partido sencillo, pero sí uno que puede determinar el camino de la serie y de la carrera de playoffs de los Nets. Su ‘Big Three’ marcó el ritmo, y eso que el acierto en el tiro exterior no apareció en toda la noche. Entre los tres se quedaron en un 5 de 24 en triples, algo que no les impidió acaparar casi toda la anotación del equipo con 82 puntos de los 104 totales; es más, en el tercer cuarto, el de la remontada, lograron 28 de los 31 puntos del equipo.

“Creo que una vez que tu energía se concentra en el lado defensivo del juego, todo lo demás empieza a girar para ti. Eso es justo lo que se pudo ver de nosotros en la segunda mitad”, comenta Durant, máximo anotador de la noche con 32 puntos a los que añadió 12 rebotes. Tras él Irving se fue hasta los 29 y James Harden logró 21.

Lo cierto es que el encuentro tuvo dos partes bien diferenciadas. En la primera los Celtics mostraron quizás su mejor cara de la temporada para maniatar a su rival hasta marcharse a vestuarios ganando 47-53. Fueron buenos minutos para los de Brad Stevens, que incluso llegaron a verse 12 puntos arriba. Todo cambió tras el descanso. La defensa de los neoyorquinos dio un paso al frente y a mitad del tercer cuarto vencían ya por ocho puntos. Los verdes no tuvieron capacidad de reacción y vieron como la desventaja no paró de crecer hasta el final del encuentro.

Boston se quedó corto

Los Celtics tenían claro que el plan pasaba por parar la avalancha ofensiva del rival. Lo lograron, pero quizás a costa de quedarse sin energías para atacar. Jayson Tatum se marchó hasta los 22 puntos, pero lo hizo con un 6 de 20 en tiros de campo. En total firmaron un 41,7% en tiros de campo que en la segunda mitad disminuyó hasta un 37% que les dejó en 40 puntos. Así lo explica Stevens: “Puedes marcar y defender a estos muchachos muy bien, pero de igual modo tienes que anotar”.

Más allá de Tatum tampoco hubo grandes aportaciones. Marcus Smart estuvo bien con 17 puntos y Kemba Walker aportó otros 15 tantos, pero no fue suficiente. En partidos como el de anoche, viendo la seriedad con la que se desempeñó el equipo, sin duda se echa de menos a Jaylen Brown.

Y llegó el público

Tras una temporada regular casi sin espectadores en las gradas, la NBA anunció que para playoffs habría un gran aumento en la asistencias en los pabellones; no mentía. Anoche en el Barclays Center se dieron cita hasta 14.391 personas (todo vendido) y el ruido que se pudo escuchar en pista desde la grada fue fantástico (según cómo se mire). James Harden, uno de los que lo vivió sobre el parqué, asegura que ahora toca acostumbrarse a ello. “Me desconcertó un poco, pero en la segunda mitad nos sentimos más cómodos y los tiros empezaron a entrar”, explica.

(Fotografía de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.