El día más duro de Kevin Durant


“Esto duele. Esto duele mucho”.

Kevin Durant no podía ocultar su tremenda decepción y pesar por no haber podido conseguir el anillo en la primera Final de la NBA que ha disputado. Los Thunder ganaron el primer partido ante Miami, pero a partir de ahí todo fue a peor.

Tras el término del quinto encuentro en el que Miami se proclamó campeón, Durant se vino abajo y no pudo contener las lágrimas al encontrarse con su madre y su hermano.

Por supuesto, Durant no se olvidó de sus fans ni tampoco de felicitar a su rival a través de Twitter:

“Una dura forma de terminar la temporada pero estoy bendecido por tener el privilegio de jugar para una gran ciudad, felicidades a Miami Heat…”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.