El esfuerzo de Cousins no sirvió ante los 76ers


Sin Joel Embiid. Ya da igual. Philadelphia 76ers ha entrado en un estado de juego durante el mes de enero en el que las victorias se han convertido en rutinarias y ni siquiera la ausencia de su mejor hombre evita conseguirlas. Los 76ers se impusieron a Sacramento por 122 a 119.

Dando un paso al frente

La baja por problemas en la rodilla de Embiid, que también le harán perderse los dos partidos en Texas esta semana, hizo que otros jugadores dieran un paso al frente. Robert Covington logró 23 puntos y 10 rebotes, Jahlil Okafor aportó 15 puntos, Nick Stauskas 16 y Dario Saric 17 tantos, 6 rebotes y 5 asistencias desde el banquillo.

Mención especial también para los 15 tantos de Gerald Henderson como suplente, un rendimiento que no pudo igualar Sergio Rodríguez. El base español disputó 14 minutos, pero se quedó en solo 5 puntos y 1 asistencia. “Creo que nuestra idea está empezando a dar frutos”, dijo Brett Brown. “Esto es lo que somos. Así queremos que sean nuestra cultura y nuestro proyecto”.

El partido atrasado

DeMarcus Cousins realizó un importante esfuerzo y se fue hasta los 46 puntos, 15 rebotes y 5 asistencias, pero no pudo evitar que los 76ers construyeran su victoria durante un tercer cuarto en el que anotaron 42 puntos. En el debe de Cousins también hay que anotar las 8 pérdidas cometidas y su eliminación del partido por problemas de faltas. La mayor ayuda en ataque recibió en ataque llegó desde los suplentes: Willie Cauley-Stein y Matt Barnes anotaron 17 y 16 puntos respectivamente.

El partido se disputó dos meses después de ser suspendido. Originalmente programado para enfrentarse el 30 de noviembre y con los jugadores ya vestidos y listos para calentar, la NBA decidió suspender el encuentro debido a los problemas de condensación que habían afectado al pabellón y que hacían que la pista estuviese resbaladiza. Anoche la jornada tuvo tintes surrealistas cuando antes de comenzar el choque se fue la luz del pabellón durante unos minutos y los jugadores de Sacramento pensaron que de nuevo habría dificultades para jugar.

Un enero escandaloso para lo acostumbrado

La anterior temporada fue un festival de derrotas para Philadelphia. Los 76ers encadenaron rachas obscenas de derrotas y coquetearon con el peor récord de la historia para terminar el año con un balance de 10 triunfos y 72 derrotas. Sirva como contraste el fabuloso enero de la franquicia: 10 victorias y 5 derrotas. El mismo número de alegrías en un mes que en un año.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.