El gran dilema de los Warriors con Klay Thompson y Durant en la agencia libre

Minutos después de tener que retirarse del sexto partido por su desgarro en el ligamento cruzado, a le sonó el teléfono. Era , compañero convaleciente en New York, también caído en combate en el partido anterior y cuyo diagnóstico le dejaba fuera de órbita puede que para la totalidad de la temporada que viene.

Ambos damnificados conversaron después de que Klay cayera lesionado, como pudo apuntar la periodista Ramona Shelburne (ESPN) poco después de que Toronto se proclamara campeón. “Estaban animándose el uno al otro para volver más fuertes”, podía admitir a ESPN Mychal Thompson, padre de Klay, que estuvo al corriente de la situación.

“Dejaron cosas pendientes por terminar en la pista, tienen cuentas pendientes”, añadía Mychal, sobre la conversación entre su hijo y Kevin Durant.

Pudiera parecer eso una especie de conjura, de pacto tácito, entre ambos compañeros. Como que ambos estuvieron insinuando que se les han quedado ganas de volver a competir por el honor de La Bahía.

La mala suerte o exceso de exposición física tiró por la borda las opciones de los en las Finales. Recordemos que la lesión actual de Durant (el Aquiles) no despertó en la pantorrilla, el lugar lastimado a comienzos de los playoffs ante los Clippers; sin embargo, una dolencia y otra sí pueden estar íntimamente relacionadas: el no haber curado completamente la zona del gemelo colaboró para que el Aquiles dijera basta en la misma pierna.

En el caso de Klay Thompson, la lesión que le había apartado del tercer partido de las Finales fue en los isquiotibiales. Solo un partido después, el escolta estaba ya de vuelta y seguramente no recuperado del todo de sus males. El triste resultado ha sido que Klay se haya desgarrado el ligamento cruzado anterior en el encuentro final, hipotecando gran parte de los meses venideros. ¿Sabéis qué parte del cuerpo envuelve dicho ligamento? Sí, los isquiotibiales. Los mismos en los que el escolta arrastraba molestias. Así que no todo fue cosa de mal fario. Ni con Thompson ni con Durant.

Cuenta pendiente

El caso es que, tras sus lesiones, ambos jugadores parece que se conjuran para volver más fuertes. Suena como si considerasen que su trabajo en La Bahía no está terminado. Recordemos que ambos pueden ser agentes libres este verano (KD tiene una opción de jugador) y por lo tanto saldrían al mercado lesionados de gravedad.

La papeleta aquí para los Warriors es muy complicada. Por un lado, resultaría una locura, irresponsable, que sendas lesiones hicieran que la franquicia no apostase todo por la continuidad de ambos. Tanto Klay Thompson como Durant tendrán ofertas en verano, pese a los contratiempos físicos, y aunque los Warriors pudieran tener ventaja en la negociación, tendrá que rascarse el bolsillo como todo el mundo. En condiciones normales les tocaría soltar un máximo a cada uno y pese a la lesión, ambos jugadores es muy posible que puedan sacar la mayor cantidad posible en el mercado.

Esa situación dejaría a Golden State con una inversión ingente para mantener a sus dos jugadores, que tienen complicado su concurso la próxima temporada. En el caso de Durant podría no jugar en todo el ejercicio y Klay Thompson se calcula que podría estar de vuelta en marzo o abril. O sea (y aquí viene lo que pretende subrayar este post), que la perspectiva de los Warriors de cara al curso que viene está muy enredada. Pueden gastarlo todo para mantener a los dos pero eso les dejaría prácticamente sin espacio salarial disponible para renovar la plantilla, y con Klay y Durant no estando disponibles, en todo caso, hasta la primavera. Puede que durante toda la temporada.

Muy compleja es la papeleta en La Bahía y habrá que ver cómo deciden solucionarla. Lo que parece claro es que, al menos en temporada regular, los Warriors serán un equipo bastante más terrenal a lo que nos tenían acostumbrados en los últimos tres años.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

¿Lo tiene hecho Kyrie Irving con los Nets?

La audiencia más baja para unas Finales en los últimos diez años en EE.UU.

Siguiente