El bache que atraviesa Andrew Wiggins


Andrew Wiggins vive un potencial pronunciado agujero de rendimiento personal, tal como el propio alero de los Minnesota Timberwolves pudo confirmar en el último encuentro de su equipo, ante los Chicago Bulls.

El número 1 del Draft del 2014 tuvo un choque aciago ante el conjunto de Illinois y se fue de vacío en lanzamientos en juego, con una serie de 0 de 12 en tiros de campo, 0 de 4 en triples y anotación nula en términos globales, dado que no pasó por la línea de tiros libres en toda la noche.

“Solo es un partido. Lancé de la manera en la que siempre lo hago. Solo tengo que seguir lanzando como sé para salir de ello”, pudo comentar Wiggins y se hizo eco el periodista Chris Hine (Minneapolis Star Tribune).

Antes del descalabro (“descalzaperros”, que diría aquel) que ha confirmado su bache, Wiggins ya dio muestras de no estar en su mejor momento. En los tres encuentros anteriores al de Chicago, el joven (23 años) alero no superó los 14 puntos ni el 40 por ciento de acierto en tiros de campo.

  • vs Memphis: 14 puntos, 6 de 18 en tiros de campo (33,3%), 1 de 4 en triples (25,0%).
  • vs Denver: 13 puntos, 6 de 15 en tiros de campo (40,0), 1 de 5 en triples (20,0).
  • @Brooklyn: 9 puntos, 4 de 14 en tiros de campo (28,6), 1 de 4 en triples (25,0).

Los tres números 1

El bache puede ser considerado solo como un pequeño manchón en el comienzo de temporada, pero su rendimiento está empezando a ser inferior a lo esperado. Por varios motivos.

Se da la particularidad de que en Minnesota se juntan actualmente tres números 1 del Draft (Karl-Anthony Towns, Derrick Rose y el propio Wiggins), y el alero es el que menor producción está demostrando de todos ellos. De manera sorprendente, Rose promedia 19,5 puntos, por detrás (aunque no demasiado) de los 20,8 de Towns pero sí por encima de los 15,5 de Andrew Wiggins.

No está teniendo su mejor arranque de temporada Wiggins, quien de mantenerse en estos dígitos se quedaría en la temporada menos anotadora de su carrera. Hasta el momento, tal marca está cifrada en su año de novato, en el que acabó con 16,9 tantos por noche. En los siguientes promedió 20,7, 23,6 y 17,7 (el pasado curso, ya con Jimmy Butler).

Wiggins firmó el año pasado una extensión de contrato por cinco años y el máximo salarial, calculado en unos 150 millones de dólares. Es una de las grandes apuestas de futuro en Minnesota y por ello su rendimiento tendrá que recuperar mejores hábitos en las próximas fechas. No está brillando precisamente en lo que se esperaba de él, anotación, puesto que Wiggins todavía no ha podido ofrecer una actualización importante en otros aspectos del juego. También se espera eso de él y su contrato máximo, pero lo primero es recuperar el swag en ataque.

Foto de portada de Hannah Foslien/Getty Images.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.