El increíble 80,5 por ciento en tiros de Zion Williamson

Pesará casi 130 kilos (129) en un envoltorio de 1,98 metros de altura, su cuerpo parece sacado de una distopía futurista llevada a la ficción por Netflix, pero el aperitivo que está dejando antes del comienzo de la temporada regular en la NBA raya a un nivel muy alto. Se podría decir que hasta sobresaliente.

La nueva esperanza de los New Orleans lo está bordando durante sus últimos encuentros de pretemporada. Sí, de preparación, que todo el mundo conoce que las defensas son prácticamente de juguete, las estrellas apenas disputan 20 minutos y las rotaciones son amplísimas; pero no está de más subrayar el buen papel que Williamson está interpretando en sus primeros compases como profesional.

Sin ir más lejos, en sus últimos tres encuentros ha protagonizado promedios de tiro de escándalo. Como para Novato del Año si pudiera mantenerlos toda la temporada, tarea bastante ardua, por otra parte.

Zion ha conseguido encadenar partidos de 22 puntos (8 de 11 en tiros), 26 (9 de 12) y 27 tantos (12 de 13), desatando una procesión de seguidores que están empezando a convertirse ya en devotos admiradores del joven jugador (tiene 19 años).

Además de sus puntos y efectividad en la conversión, el novato ha patrullado los cielos para recoger 7, 4, 5 y 10 rebotes, completando su primer doble-doble en la noche de ayer, yéndose a la ducha como máximo anotador y reboteador de los Pelicans. Nada mal para empezar a enredar con los mayores, a pesar de que algún que otro air ball haya dejado la asignatura de larga distancia en un claro “necesita mejorar”.

Pero es que es normal, es un novato que aún no ha debutado y tendrá que corregir todavía infinidad de materias. Los mimbres que ya tiene, desde luego, son una mina.

En la pintura

Ha conseguido Zion Williamson la mayoría de sus puntos desde justo debajo de canasta; ya fuera en penetración o simplemente imponiendo su tonelaje por encima de físicos más livianos, que tampoco es nada difícil. Tiene entonces su alto porcentaje parte de truco, ya que la mayoría de sus escaramuzas son con el aro rival a no más de dos metros; no obstante eso no debe erosionar mérito a su porcentaje, pues hablamos de un novato sin experiencia de ningún tipo en el profesionalismo que es capaz de desplazar a veteranos de todo tipo para hacerse sitio y anotar con habilidad.

Además de parecer un fócido alfa haciéndose hueco en la pintura, Williamson también ha dejado un adelanto de la buena onda que va a unirle a Lonzo Ball en próximas fechas. Como prueba más reciente, este alley oop recién cobrado anoche, ante San Antonio, en la victoria sobre los texanos de la que Zion fue protagonista.

En el penúltimo de los compromisos de preparación, Zion Williamson hasta pudo tener éxito en la pintura (75 por ciento en tiros totales) con todo un tabique de contención como Rudy Gobert enfrente. Por eso decimos lo de que si con un puñado de bolos profesionales nada más ya es capaz de hurgar hasta hacer sangre, conforme avance la temporada su experiencia le hará, seguro, todavía mejor jugador. Más completo, afilado y letal.

Zion amortiza sus kilos como nadie dentro de la zona y eso le puede conceder muchos puntos. Está llamado a ser importante, una estrella en el futuro, y en el prólogo de su carrera NBA ya ha dejado miguitas de lo que puede conseguir. Zion Williamson llega a la liga con toda la fuerza del mundo y con una expectación propia de los grandes dominadores de otras épocas.

(Fotografía de portada: Jonathan Bachman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


China vuelve a emitir partidos de la NBA, pero no de los Rockets

Siguiente