El mejor partido de la carrera de Anthony Bennett

ya sabe lo que es anotar en dobles dígitos en la NBA, algo que debe celebrar a pesar de que los perdieran ante los por 89–100.

El número 1 del Draft 2013 terminó el partido jugado en Cleveland contra New Orleans con 15 puntos y 8 rebotes en su haber, las cifras más altas en puntos y rebotes de su corta carrera.

El ala-pívot encestó 5 de los 10 tiros que intentó, incluyendo 2 de 3 desde la línea de triple, hecho excepcional pues hacia más de 50 días que no había conseguido anotar una canasta de larga distancia.

Bennett ha necesitado nada menos que 32 partidos para pasar de los 10 puntos, algo que los últimos números 1 del Draft (, , , , ) habían logrado en su primer o segundo partido en la liga norteamericana. El anterior número 1 que más partidos había necesitado para ello había sido Andrea Bargnani, quien necesitó 9 encuentros en la NBA para alcanzar la decena de puntos.