El mejor Spencer Dinwiddie (32) de la temporada puede con los Celtics

se clavó el partido más diestro de la temporada para poder conseguir la victoria este viernes ante los Boston . El base, director de personal en Brooklyn durante la ausencia de Kyrie Irving, se fue hasta 32 puntos, 11 asistencias, 2 robos, 2 tapones y 6 triples anotados de 8 intentos en total. Obra individual para enmarcar la del ahora base titular de los Brooklyn .

Y menudo mérito tiene el plantel de Kenny Atkinson. Sin Irving, que se perdió su octavo encuentro seguido debido a los latosos problemas en su hombro derecho, los Nets son puro orgullo. Solo hay que comprender que Brooklyn está actualmente jugando sin, seguramente, sus tres mejores jugadores (Kyrie, Kevin Durant y Caris LeVert); y aun así hacen gala de mérito y orgullo suficientes para poder superar a unos Celtcis que están por encima en la clasificación de la Conferencia Este.

Brooklyn, de hecho, ya presenta récord positivo (10-9) después de su victoria ante Boston, y ha gestionado positivamente cinco de sus últimos seis encuentros disputados. Estando en auténtico cuadro, resulta emocionante, realmente inspirador.

Esencia de Brooklyn y Atkinson

Para superar a Boston volvieron los Nets de Atkinson a su esencia. Juego colaborativo, triples, notable circulación de balón (30 canastas fueron tras asistencia) y una fuerza interior llamada Jarrett Allen. El pívot terminó el choque con 14 tantos y 11 rebotes y fue parte fundamental en la victoria final.

También Taurean Prince (16 puntos), Joe Harris (12, 6 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 1 tapón) y Garrett Temple (12, 5, 7) empujaron para que los Nets no dejaran escapar su victoria número diez esta temporada. Todos ellos, con Dinwiddie, conforman el vigente quinteto titular del equipo y multiplican sus funciones y solidaridad para que la mayoría de últimos encuentros hayan salida cara.

Kyrie y sus ex

Kyrie Irving no pudo disputar el choque pero sí estuvo presente en el Barclays Center de Brooklyn; al final, el base ofreció y recibió emotivas muestras a sus excompañeros de Boston, con los que ya se había cruzado hacía solamente dos días en Massachusetts.

Atascados verdes

Por los Celtics, mal partido en líneas generales con desacierto desde los triples (9 de 28) y también en los servicios especiales de ataque (solo 16 asistencias). Solo Jayson Tatum pudo alcanzar números potentes, con sus 26 puntos, 9 rebotes, 4 robos y 52,6 en tiros de campo.

No hace demasiada sangre esta derrota en el equipo de Brad Stevens, pero sí que la reluciente marca inicial ha empezado a mancharse sin remedio. Ahora, los Celtics marchan 13-5 y han perdido cuatro de los últimos diez partidos (6-4). Todo lo bueno se acaba y la dinámica de los verdes, más con tanta lesión de por medio, no ha sido sostenible hasta finales de noviembre.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

LeBron sí quería a Carmelo Anthony en los Lakers; la directiva no

Los Bulls no despegan y podría peligrar el puesto de su ‘GM’, Gar Forman

Siguiente