El Rey sigue vivo: 46 puntos de LeBron para forzar el séptimo partido

Otra noche antológica de , una más en su carrera, una más en estos playoffs, le permitió seguir con vida unos días más. Ganaron los , al filo del abismo, por 109-99 a los . Las Finales del Este se quedan ahora con un espectacular 3-3. Ni Cavs ni Boston han sacado una victoria fuera de casa. El domingo, el Game 7, en el . La lógica de la serie, toda con triunfos locales, invita a pensar que los Celtics se llevarán el encuentro. Y sin embargo…

Y sin embargo está LeBron, del que conviene no dudar nunca. Anoche, cuando peor pintaban las cosas para los suyos, una tónica que se vivió ya durante la primera ronda contra Indiana, volvió a sobresalir. El Elegido firmó 46 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias en 46 minutos. Por el camino volvió a batir algunos récords. Por ejemplo, suma ya siete duelos en esta post temporada de 40 o más puntos, la mejor marca en los últimos 25 años. Además, iguala en la segunda posición histórica a Michael Jordan, que lo consiguió en 1989 y se queda a uno del liderato, Jerry West (8 en 1965).


“El séptimo partido es lo mejor que se puede dar en el deporte”, dijo James tras otra exhibición, otro gran trabajo que daba alas a los suyos y que le evitaba a él caer en casa, ser eliminado y quién sabe si jugar su último choque con la elástica de la franquicia de Ohio. “Debemos aprovechar la oportunidad y divertirnos”, continuó James sobre ese Game 7 que paralizará medio mundo en menos de 48 horas. James incluso lidió en el último cuarto con un golpe en su pierna tras un percance con su compañero Larry Nance Jr. Ello no le impidió, ni de lejos, seguir en liza. Tras el pequeño revés, anotó 12 puntos y contuvo cualquier amenaza rival de acercamiento. Solo descansó en los instantes finales del tercer y del último cuarto, 57 segundos en cada caso.

Cleveland se sobrepone a la lesión de Love

Era una de las pocas alternativas en estos playoffs a la soledad de James. Si alguien aportaba algo notable más allá de El Elegido ese alguien era Kevin Love, quien anoche duró 5 minutos sobre el parqué del Quicken Loans Arena ya que tuvo que retirarse por un golpe en la cabeza. Lo que parecía, porque lo era, un dramático inconveniente lo convirtieron los Cavs, y LeBron, en algo sobre lo que crecer. Jeff Green y Larry Nance Jr. representaron, por fin, la idea de que hay banquillo en Cleveland. En los titulares, George Hill, 20 puntos, respaldó perfectamente a LeBron. J.R Smith, a lo suyo, 5 puntos en 38 minutos.

El segundo cuarto, decisivo

Buena parte de la suerte del partido pasó por este periodo, al que Cleveland había llegado 20-25 y del que salió lanzado, 54-43, tras un parcial de 34-18. Ni más ni menos. Aquello derrumbó la resistencias de los Celtics, incapaces de recortar apenas distancias (1 punto) al término de los dos cuartos siguientes. Todo siguió igual, a pesar del gran partido de , 28 puntos, y de Jaylen Brown, 27 créditos para él.

El domingo, la última carta sobre la mesa. No habrá más. Por segunda vez en estos playoffs, tanto Celtics como Cleveland llegan a un séptimo partido. Ambos ya lo vivieron en la primera ronda, contra los Bucks y contra los Pacers. Y en ambos les fue bien. Ahora, uno perderá. El otro tendrá el premio de las Finales de la NBA. LeBron firma un 5-2 en los séptimos partidos. Pero Boston lleva un 10-0 en estos playoffs como local. Para no perdérselo.