El ritmo rápido que le imprimieron los Nuggets a su juego mató a los Kings


Kings 117 – Nuggets 125

Una de las señas de identidad de los Nuggets de George Karl era el contraataque, así como la velocidad que se le imprimía al tempo de juego para darle a los partidos un plus de agilidad y rapidez que muchos rivales no podían aguantar. Y anoche se pudo ver bastante de eso.

Ty Lawson anotó 27 puntos y Wilson Chandler añadió 20 para Denver, que transformó en 33 puntos las 16 pérdidas de los Kings, además de tener un 52% de acierto en tiros de campo y convertir 10 triples. Kenneth Faried terminó con 15 puntos y 11 rebotes, mientras que Timofey Mozgov agregó 14 puntos.

“Salimos a correr y jugar con energía. Ése es nuestro juego”, matizó Lawson. “Si no hacemos eso, no vamos a ganar muchos partidos”.

Y es que cuando los Nuggets logran anotar al menos 110 puntos, su balance es de 12-2, y eso mató a Sacramento. Los locales han perdido cinco de sus últimos seis partidos, y volvieron a quedarse sin la participación de los lesionados DeMarcus Cousins y Rudy Gay.

Isaiah Thomas anotó 22 puntos y dio 8 asistencias, Marcus Thornton se fue hasta los 19 tantos, y Ben McLemore añadió 18 puntos.

“Nunca defendimos en este partido”, indicó un resignado Mike Malone. “Los dos equipos tuvieron el mismo porcentaje en tiros de campo. Llegamos a 117 puntos y sin embargo todo el mundo está preocupado por Gay y Cousins. No he estado preocupado por nuestro ataque ni una vez en todo el año”.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.