El sexto triple-doble consecutivo de Westbrook acerca a los Wizards al play-in


Tras una temporada de lo más extraña y con más puntos bajos que altos, los Wizards llegan a final de curso con opciones reales de disputar la postemporada. Tras vencer por 111-123 en Sacramento, el conjunto capitalino se ha colocado a un solo partido del décimo puesto del Este, y lo ha hecho a ritmo de triple-doble de Russel Wesrbrook. El base terminó el choque con 25 puntos, 15 rebotes y 11 asistencias, enlazando así seis triples-dobles seguidos y alcanzando los 170 en su carrera.

Nueve de ellos han llegado en los últimos diez partidos, en los que Washington ha logrado sumar cinco victorias, un dato que no impresiona demasiado pero que es más que suficiente para recortar distancias en la lucha por el play-in de su conferencia. Los de Brooks tienen por delante a unos Raptors que son la regularidad hecha equipo y a unos Bulls que han perdido sus últimos cuatro partidos, por lo que ahora mismo no parece descabellado que pueda alcanzar dicha posición. Veremos si logran dar un acelerón final que les permita colarse en el torneo de acceso a playoffs o si vuelven a quedarse un año más sin postemporada.

Además de Russ y su triple-doble, Bradley Beal también hizo de las suyas en Sacramento y logró terminar como máximo anotador del equipo con 31 puntos. En general, los Wizards arrancaron a un gran nivel, anotando 42 tantos en el primer cuarto y logrando una ventaja de 37-56 a mediados del segundo que les puso el choque muy de cara. Si bien los Kings fueron capaces de reducir distancias, nunca lograron dar la vuelta al partido, permitiendo a los de Washington cerrar el duelo de forma relativamente plácida.

Para los locales, esta ha supuesto su octava derrota consecutiva, una desastrosa racha que ha truncado sus aspiraciones cuando parecían atravesar su mejor momento de la temporada. Los de Walton, que llegaron a colocarse a un solo partido del décimo puesto del Oeste a finales de marzo, son el peor equipo de la NBA desde entonces (empatados con OKC), y a estas alturas no parece haber forma de que no terminen la temporada con un mal sabor de boca.

Esta madrugada, ni los 33 puntos de De’Aaron Fox fueron suficientes para levantar a unos Kings que a ratos parecieron muy fuera del partido y bastante desesperados. Los californianos fueron sancionados con cuatro faltas técnicas en el último cuarto, dos de ellas por interrupción del partido tras canasta, otra a De’Aaron Fox por protestar y una última a Luke Walton por lo mismo.

“A veces es frustrante” afirmó el técnico. “Es incluso más frustrante viendo cómo estamos jugando ahora mismo, que es lo que podemos controlar. Tenemos que preocuparnos por resolver nuestros asuntos antes de poder quejarnos de otras cosas”.

(Fotografía de portada: Patrick Smith/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.