Danny Ainge, indeciso sobre cómo cerrar la plantilla de Boston


Pocos equipos de la NBA se encuentran con un dilema tan serio en esta pretemporada como los Celtics. Boston es, junto a Indiana y Atlanta, el único equipo con más de 15 jugadores, el máximo para abrir la temporada regular, con contrato garantizado. De esta forma, estarán obligados a cortar o traspasar a al menos uno de esos jugadores antes de debutar oficialmente en 2016-17. Y para Danny Ainge esta decisión es especialmente dolorosa por el potencial de los jugadores que se disputarán la permanencia en la plantilla.

“Mi trabajo va a ser muy difícil”, explicó el presidente de los Celtics al Boston Globe. “A veces, cuando te encuentras en estas situaciones se resuelven por si solas, pero desde luego éste no ha sido el caso todavía. La única claridad es que todos son jugadores NBA”. Los jóvenes James Young y R.J. Hunter, elegidos en primera ronda de 2014 y 2015 respectivamente, han sido considerados como los principales candidatos a salir del equipo, pero Ainge no quiso reducir la pelea a estos dos jugadores, que podría incluir al novato Demetrius Jackson y al recién fichado Gerald Green.

El presidente de la franquicia también reconoció que ha estado en conversaciones de traspaso con otros equipos para intentar al menos no tener que asumir el salario del jugador descartado. Sea como sea, su decisión sigue sin estar tomada. “Creo que lo único claro es que no hay nada claro al respecto en este momento, en cuanto a finalizar a nuestros 15 jugadores en la plantilla”, explicó. “Han mejorado mucho y haciendo grandes avances. Va a ser una decisión difícil no tener definitivamente a un par de esos jugadores en nuestra plantilla a tiempo completo”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.