En la última posesión de los Spurs en el Game 6, Tim Duncan estaba en pista de manera ilegal

Lo que pudo haber sido, y no fue. Tras el impresionante triple de Ray Allen que empataba el encuentro y lo acabaría mandando a la prórroga, a los les quedaron unos segundos aún para maniobrar y poder haber metido una más que postrera canasta que les hubiera dado el anillo. Tal canasta no entró, y el encuentro se fue hacia el tiempo extra, donde Miami se llevó la victoria.

Según ha confirmado la liga, , que había salido a cancha tras el parón que hicieron los árbitros para ver repetido el triple de Allen y decidir que la jugada era correcta, no debería haber estado en pista para disputar esos últimos segundos. Es decir, que su entrada a cancha durante el tiempo que el reloj estuvo parado para la revisión de los árbitros en el monitor se produjo de manera ilegal.

Las sustituciones no se pueden realizar durante las parones que estimen los árbitros para realizar revisiones de jugadas, por lo que la situación, de haber transcurrido de otra manera, podría haber generado un gran estruendo. En el caso de que los Spurs hubieran anotado la canasta final – y ya ni que decir si lo hubiera hecho Duncan -, Miami podría haber protestado o denunciado la situación, lo que hubiera creado una situación jamás vista antes en la NBA.