Erik Spoelstra y Jimmy Butler ven posible la remontada: “Podemos hacerlo”


A pesar de hallarse en una delicada situación tras ser dominados por Los Angeles Lakers en los dos primeros partidos de las Finales de la NBA, los Heat se aferran a la creencia de que todavía están a tiempo de encontrar la manera de revertir la situación y luchar por el título.

Los de Florida afrontaron el Game 2 sin dos de sus principales referentes en pista —Bam Adebayo y Goran Dragic—. Aún así, mostraron una mejor versión respecto al primer duelo a pesar de que nunca llegaron a poner en verdadero peligro el triunfo del rival. No obstante, los componentes de la plantilla y el cuerpo técnico no quieren oír hablar de que las posibilidades juegan en su contra.

“Nos importa una m–rda lo que piensen los demás”, afirmó con rotundidad Erik Spoelstra tras la derrota. “¿Qué se necesita? Lo que sea necesario. Tan simple como eso. Si quieres algo lo suficiente, lo resolverás. Nuestro grupo es tozudo y persistente. Solo necesitamos descubrir cómo vencer a este oponente.”

La gran problemática que están encarando los de Florida durante los dos primeros partidos ha girado alrededor de la gran cantidad de centímetros de las torres angelinas y su capacidad para dominar la pintura. Este viernes, los Lakers se convirtieron en el primer equipo en los últimos veinte años en anotar 50 puntos con un acierto del 70% desde la pintura en un partido de playoffs, según datos de ESPN. En concreto, 56 puntos y un 74% de efectividad.

Y sin Dragic, quien lideró a los Heat en anotación en primera ronda, ni Adebayo, que hizo lo propio en las Finales del Este ante Boston, Jimmy Butler se vio obligado a asumir una gran carga de trabajo. De hecho, el alero anotó o ayudó en 57 puntos de su equipo, la mayor cantidad firmada por él en unos playoffs.

“Necesitamos que haga cosas increíbles por nosotros”, reconoció su compañero Kelly Olynyk. “Como lo ha hecho todo el año y en todos los playoffs. El resto de nosotros tenemos que dar un paso al frente y ayudarlo. Obviamente, él no puede hacerlo solo, así que vamos a tener que estar a su lado haciendo un poquito más cada uno. Lo que sea necesario.”

Butler disputó 45 minutos en el segundo partido y afirmó que hubiera jugado los 48 si eso garantizaba que los Heat pudieran obtener la victoria. “Nunca nos rendiremos”, afirmó el cinco veces All-Star, “Vamos a luchar y vamos a cargar con todo esto hasta el final. Esto aún no ha terminado. Estamos 0-2 y tenemos que hacer algo especial. Somos capaces de ello. Creemos el uno en el otro. Tendremos que jugar casi perfecto para vencer a esos muchachos. Aún podemos hacerlo.”

La fortaleza mental ha sido uno de las principales virtudes y valores de los Heat durante toda la temporada. La principal diferencia reside en que este desafío, vencer a un equipo liderado por LeBron James y Anthony Davis, es más complicado y exigente que cualquier otro que se les haya presentado a lo largo del curso. Pero si por algo se distingue Miami es por ser un equipo que nunca tira la toalla.

(Fotografía de portada de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.