¿Es un fraude el vídeo en el que Barnes amenaza a Kobe Bryant?


Algunos no salíamos de nuestro rechazo cuando vimos la liebre levantada este mismo miércoles. Una nueva toma podía revelar que el vacile (aunque de amistoso tenía poco) de Matt Barnes a Kobe Bryant poco después de la disputa de las Finales de la NBA de 2009 parecía ser un fraude. Retrocedemos un poco en el tiempo para acotar algo más lo que ocurrió en aquel momento, para quienes no lo recuerden con exactitud. Corría la temporada 2009-10 y Matt Barnes militaba en unos Orlando Magic que solo meses antes habían caído en las Finales antes unos Lakers en los que Kobe acabó siendo MVP. El partido no era en la cumbre, pues fue temporada regular, no obstante la competitividad de ambos sujetos hizo que la electricidad estática dejase el vello de los alrededores como escarpias.

Barnes, que ya era perro de presa mayor y había agriado el carácter a sus 29 años, no iba a permitir una nueva exhibición de Kobe que sí terminó produciéndose. Por eso, trató de sacarle del encuentro con diversas artimañas como la de amenazar con impactar con el balón en la cara en un saque de banda. Bryant se convirtió en héroe nacional después de ni inmutarse ante la amenaza de su interlocutor.

Entonces, ya ayer, nueve años después en 2018, Austen Leake colgó el vídeo en Twitter que hizo manar ríos de desilusión: la afrenta de Barnes a Kobe podía no haberse producido tan cerca del rostro y, fruto de solo haber sido analizada desde una toma lejana, podía tener más de efecto óptico que de aguante del héroe. Ante semejante noticia, la comunidad NBA no quería dejar de creer en la hazaña del ’24’ pero había dudas.

Palabras de Kobe

Pero la sangre pareció no llegar al río. Horas más tarde del vídeo que hizo visitar al cardiólogo a los más devotos de Kobe Bryant, la cadena ESPN  se encargó de desmentir que hubiera paparrucha alguna. La amenaza de Barnes iba prácticamente directa al rostro de Bryant, que en ese momento se balanceaba y por ello el temor a la supuesta pérdida de distancia balón-cara.

El propio Kobe fue preguntado por el simulacro de mito caído; y respondió con la misma determinación con la que aguantó la mirada de Matt hace ahora nueve años. “Tienes que recordar que yo me estaba balanceando. Él lo hizo y yo no vacilé”, recordaba y podía hacerse eco ESPN.

Hubiera o no efecto óptico, Kobe Bryant seguiría siendo un héroe sempiterno. Pero su inmortalidad destila mayor grandeza con este episodio de su historia sin mancillar. Tal como lo recordábamos. La pelota le pasó muy cerca y él ni se inmutó. Fin de la historia.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.