Río 2016, día 10: España convence y Argentina chocará con EE.UU.

España aseguró su pase a cuartos de final y, de rebote, conoció a su próximo rival tras una convincente victoria ante Argentina por 92-73. Un espléndido primer cuarto marcó el tono del equipo entrenado por Sergio Scariolo, que se reencontrará con una Francia a la que se ha enfrentado a vida o muerte en eliminatorias de los cinco últimos campeonatos absolutos de selecciones, con un balance de 3-2 para España. Argentina no pudo sobreponerse al gran trabajo defensivo de España, especialmente en la primera mitad, y acabó claudicando. Su rival en cuartos de final, tras la victoria de Croacia ante Lituania, será la temible pero vulnerable Estados Unidos.



Eso sí, todo empezó con mejor color para el equipo latinoamericano. Con un sorprendente quinteto inicial sin y Andrés Nocioni, los héroes del partido anterior ante la ya eliminada Brasil, lanzó un parcial de 8-0 para su equipo. Eso sí, España no se vino abajo. Armado con un descomunal y con un preciso movimiento de balón, la remontada llegó rápido. Un parcial de 25-7 fue la perfecta contestación para cerrar el primer cuarto (25-15 total).

La defensa decantó la balanza

Ya con Campazzo y Nocioni integrados en el equipo, Argentina volvió a intentar plantar cara, pero su ataque no encontraba la fórmula de superar la pegajosa tela de araña que parecía rodear a las manos de los defensores españoles, especialmente de un especialmente inspirado a la hora de cortar escaramuzas rivales. , menos necesario en el primer cuarto para España, aparecía para mantener las diferencias pese al esfuerzo de un incisivo . El base, superados sus problemas de tobillo, fue de lo mejor de Argentina, que aun así seguía cayendo por 48-35 al descanso.

El tercer cuarto tuvo protagonistas inesperados y nada deseados. Si durante todo el torneo los árbitros han estado especialmente sensibles a las protestas, asegurando al menos una técnica en casi todos los partidos disputados, la tripleta del España-Argentina se desquició de forma especial. Una tormenta de técnicas, incluyendo la expulsión de , rompió el ritmo de un partido que, pese a la diferencia en el marcador, estaba siendo exquisitamente competido entre jugadores que en bastantes ocasiones han compartido o compartirán vestuario a nivel de clubs. España perdió algo de su intensidad defensiva, pero a la vez Argentina parecía querer reservar a sus veteranos (ni Ginóbili ni Nocioni pasaron de 20 minutos) pensando ya en la pelea por las medallas.

Esperando a Francia

Aun así, el trabajo de los jóvenes Nico Laprovíttola y Facundo Campazzo en ataque mantenía las esperanzas a Argentina, pero nunca consiguió superar de forma clara la frontera de los 10 puntos de desventaja. Superadas las dudas de los tres primeros partidos, España ha recuperado su mejor juego justo cuando el margen de error se había evaporado por completo. Al final, los 19 puntos de ventaja ante la seria Argentina dan un espaldarazo de moral antes del inicio de las eliminatorias por las medallas. El clásico ante Francia será su siguiente paso para repetir podio, con una posible revancha ante Estados Unidos en el horizonte si llegan a semifinales.

Rudy Fernández, en su mejor partido del torneo, acabó con 20 puntos (4/5 en triples) y 7 rebotes para lanzar la victoria española, especialmente en un colosal primer cuarto. Pau Gasol, que llevó la responsabilidad ofensiva en el resto del partido, terminó con 17 puntos y 13 rebotes, ayudando también a cargar de faltas a , jugador clave del entramado argentino. Por el lado albiceleste, Nico Laprovíttola (21 puntos y 4 asistencias) dio buenas señales de su recuperación, mientras que el ilustre Manu Ginóbili aportó 16 puntos en 19 minutos, guardando energías para el que será, con toda seguridad, su último asalto al podio olímpico. Su próxima prueba será de fuego: Estados Unidos.

Croacia, sorprendente líder

La ensalada de resultados dejó un primero de grupo sorprendente: Croacia. Con balance negativo de puntos (-7 tras la última jornada), y habiendo perdido de 14 ante Nigeria dos días antes, el empate de victorias (3-2) con España, Lituania y Argentina le acabó favoreciendo hasta acabar líder y, de paso, evitar a Estados Unidos hasta una hipotética final. Para ello aprovechó su mayor consistencia y un gran partido de Krunoslav Simon, Bojan Bogdanovic y Dario Saric para derrotar a una Lituania que volvió a mostrar importantes lagunas en su juego tras abrir el torneo con un imponente 3-0.

Bogdanovic, alero de los Nets, acabó con 22 puntos, siendo de paso el máximo anotador de la fase de grupos. El escolta Krunoslav Simon firmó su mejor partido del torneo con 19 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias, mientras que Dario Saric, clave para abrir hueco en el segundo cuarto, aportó 18 puntos a la victoria de Croacia. Por el lado lituano, Mantas Kalnietis volvió a ser el líder indiscutible con 26 puntos y 11 asistencias sin descansar ni un solo segundo.

Victoria sin alegría para Brasil

En el partido que abrió la jornada, Brasil alargó durante unas horas su supervivencia en su torneo olímpico tras imponerse con comodidad a Nigeria, pero la alegría duró poco. Solo si España caía ante Argentina, la organizadora se clasificaba a cuartos, algo que no ocurrió. El duelo entre equipos ya eliminados quedó pronto decidido, gracias especialmente al enorme trabajo de en la pintura y al torpe ataque nigeriano, incapaz de encontrar la fluidez que le hizo ganar dos días antes a Croacia.

El balance final para Nené, nuevo pívot de los Rockets, fue de 19 puntos (incluyendo un nada habitual triple anotado), 7 rebotes, 4 asistencias y 3 robos, mientras que aportó 15 puntos, y volvió a sumar un doble-doble con 12 puntos y 11 asistencias. Por parte de Nigeria, cuyas únicas opciones de ir a cuartos pasaban por ganar a Brasil, los ex-NBA (16 puntos) y (15 puntos) lideraron el ataque en su despedida olímpica.

Esta es la clasificación final del Grupo B:

Pos.EquipoVictoriasDerrotas
1Croacia32
2España32
3Lituania32
4Argentina32
5Brasil *23
6Nigeria *14
  • Eliminado