España, de nuevo campeona del mundo

Los de se han impuesto a Argentina por 75-95 en un partido que han dominado de principio a fin

lo ha vuelto a hacer. Rememorando aquel fantástico partido de 2006 en el que se puso el primer oro de su historia en los mundiales, la selección española ha conquistado China en este 2019 para volver a proclamarse campeón del mundo al imponerse a Argentina por 75-95.

Pocos confiaban en España. Cuando se conocieron las renuncias de Sergio Rodríguez y Nikola Mirotic, a las cuales se sumaba la baja de Pau Gasol por lesión, muchos creyeron que era imposible, que se podía hacer un buen papel pero que las medallas serían para otras selecciones. Se equivocaron. Aunque España tuvo un comienzo lento en el Mundial –sudó para vencer a Irán–, ha terminado demostrando un coraje y carácter competitivo sobre la pista que le ha llevado a superar a todos sus oponentes –se marchará invicta–, para ser de nuevo campeona del mundo.

Porque España llegó a la final convencida de ganarla. De menos a más, con al mando, con repartiendo juego, con rejuvenecido, con todos aportando… Así es como la selección española se ha colgado un oro que empezó a acariciar al poco de empezar la final. Y es que los chicos de Sergio Scariolo saltaron a la cancha avasallando a una Argentina que se vio sorprendida y que, pese a sus esfuerzos, solo pudo nadar a contracorriente sin terminar de alcanzar el nivel exhibido por España en la final.

Hablando de números del partido, España acabó nueve arriba el primer cuarto (14-23), doce arriba al descanso (31-43) y diecinueve arriba cuando quedaban diez minutos (47-66). Las rentas no pararon de ampliarse apoyadas en una defensa que secó a dos de las principales armas ofensivas de Argentina: Luis Scola y . El primero no logró un solo punto hasta el tercer cuarto mientras que el base se marchaba al descanso con seis puntos y un 1 de 7 en tiros. Demasiados problemas como para remontar a España, que en ningún momento soltó el pie del acelerador.

Argentina tira de orgullo

Si algo tiene Argentina, es que nunca se rinde. Pasaron la fase de grupos con autoridad y mandaron a casa a dos favoritos como Serbia y Francia. Con ese recorrido, bajar los brazos estaba terminantemente prohibido el último día. Y así jugaron. Aunque el acierto en el tiro no estaba de su lado, Gabriel Deck se marchó hasta los 24 puntos mientras que hizo 17 y Facundo Campazzo se quedó en 11. Con el sudor de ellos y los otros guerreros albicelestes, en el último periodo llegaron a colocarse con 12 puntos de desventaja (56-68) cuando aún restaban 7 minutos y medio. No les alcanzó. España no cedió y siguió marcando el paso hacia el oro. En cualquier caso, un éxito enorme para un equipo que pocos metían en las quinielas de las medallas.

Dominando el rebote

Con una defensa que se tornó en asfixiante para Argentina, la otra gran diferencia durante el partido estuvo en el rebote. Con más centímetros en su equipo, algo que Scariolo potenció poniendo de inicio a Pierre Oriola, España llegó a doblar en el rebote a su rival para acabar finalmente con un contundente 47-27 en este apartado. A partir de ahí pudieron dominar el ritmo del juego, eligiendo cuando correr y cuando parar. España tenía claro desde el comienzo que Argentina tenía más peligro a campo abierto que en estático, y así planteó el encuentro de forma acertada.

Ricky, el MVP

20 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias. Ese fue el último regalo en China del MVP del Mundial. Demostrando que esta era su copa del mundo, algo que él mismo se encargó de dejar claro desde el primer encuentro del torneo, Ricky Rubio volvió a ser el líder de España. Su brillo ha guiado al equipo, pero si se ha terminado logrando el título es por el esfuerzo del conjunto. En el día definitivo hasta seis jugadores han superado la decena de puntos. ha firmado 15, Marc Gasol ha aportado 14, y Rudy Fernández, y se han ido hasta los 11… Un enorme trabajo de un grupo de jugadores que sigue agrandando su leyenda. España, de nuevo campeona del mundo.

(Fotografía de Wang He/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Lo esperado: Milwaukee ofrecerá el súper máximo a Antetokounmpo

Ricky Rubio, MVP del Mundial

Siguiente