España despide a Navarro logrando el bronce

Y se levantó. Tras el varapalo que supuso perder con rotundidad en semifinales ante Eslovenia, los de Sergio Scariolo salieron a pelear por el bronce con tal concentración y seriedad que Rusia, su rival, solo pudo poner en entredicho el triunfo español tirando de orgullo en el último cuarto. y dominaron con un combinado de 51 puntos y 15 rebotes, mientras que pudo poner broche de bronce a su etapa con la selección española. Al final, 93-85 para y sexto Eurobasket consecutivo logrando medalla -que se dice pronto–.

Se despedía Juan Carlos Navarro, se despedía el capitán. Pieza esencial de la mejor generación española de la historia, Navarro llegaba a Estambul como parte de un equipo que quería escribir un nuevo capítulo en un libro que ya es leyenda. Y lo hizo. Sin la brillantez de otros torneos, y con el escolta del FC Barcelona en un rol secundario (se quedó en 2 puntos), España supo marcar distancias desde el inicio.

Lo hizo con los hermanos Gasol a la cabeza. Marc, el ‘pequeño’, dio inicio al repertorio interior español con 10 puntos en el primer cuarto que sirvieron para construir una ventaja de ocho puntos (21-13). Tan protagonista estaba siendo Big Marc que también nos dio el susto del partido cuando hubo de marcharse al vestuario tras un golpe en el tobillo. Por parte rusa, y tal y como se esperaba, era quien daba por entonces la única respuesta.

No era suficiente, pese a que el ex NBA siguió anotando, España dio un nuevo paso al frente a nivel ofensivo con el ‘mayor’ de los Gasol imponiendo su ley. Fueron 12 puntos en un segundo cuarto en el que –una vez más– se mostró como el mejor cómplice de E.T. Fueron los mejores minutos de España. Rusia, con Shved desactivado, veía como la desventaja crecía hasta los 17 puntos.

Pero los del Este no pensaban rendirse tan fácilmente. Por primera vez en lo que va de torneo, renunciaron en parte al plan de su estrella –’Shvedsistema’– para dar aire a un juego colectivo que fue limando diferencias jugada a jugada. Lo consiguieron incluso con un Marc Gasol que, regresando a pista tras no jugar un solo minuto en el segundo cuarto, volvió a tomar el relevo de su hermano con otros 11 puntos en el tercer periodo.

Susto final

Una medalla sabe mejor con sufrimiento. Eso debe pensar España. Cuando la ventaja de diez puntos parecía un muro infranqueable para Rusia, una pérdida de balón y posterior descalificación de Ricky Rubio por sendas antideportivas, pareció dar el empujón necesario al combinado ruso para ir definitivamente por el partido. Tan cerca estuvieron como a dos puntos de distancia. Esos que pusieron el agua al cuello de España hasta que los de siempre –Pau, Marc & Chacho– daban el golpe definitivo sobre la mesa para que esta generación, inigualable, pudiese disfrutar de lo que se ha convertido en una bendita tradición de medallas.

Sexta seguida

Hoy ha sido un bronce, pero la realidad de esta España casi supera a la ficción más ambiciosa. Echando la vista atrás, exactamente a 1999, vemos que se han disputado un total de 10 ediciones del campeonato europeo de selecciones. ¿Cuántas de ellas ha terminado España con medalla? ¡Nueve! En el mencionado año, aún sin Pau Gasol, se logró la plata. En 2001, la primera vez para el mayor de los Gasol y Juan Carlos Navarro, se consiguió el bronce. No era más que el preámbulo de un dominio sin precedentes que continúa hoy en Turquía con la sexta medalla consecutiva.

AñoPuesto España
1999Plata
2001Bronce
2003Plata
2005Cuarto
2007Plata
2009Oro
2011Oro
2013Bronce
2015Oro
2017Bronce

 


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Charlotte firma al ‘undrafted’ Terry Henderson

Stephon Marbury: “Mis números son de Hall of Fame”

Siguiente