España pasa por encima de Francia

En el que puede definirse ya como un clásico del verano –se han enfrentado 10 veces desde 2010– y se veían las caras en el partido más decisivo de unos juegos olímpicos, ese que define si te marchas a casa o entras en la lucha por las medallas. Y en esa batalla se manejaron mucho mejor los españoles, que liderados por un pletórico , autor de 23 puntos y 5 rebotes, no dieron opción a los galos, que se vieron impotentes ante un aluvión baloncestístico que se acabó traduciendo en un 92-67 final que deja a España en semifinales.

Espoleados por dos rotundos triunfos ante Lituania y Argentina, los hombres de Sergio Scariolo salieron con esa seguridad que parecía perdida en los albores de la competición; tanto es así que las primeras canastas de Francia, firmadas por sus dos principales armas – y – no hicieron temblar lo más mínimo al combinado español, que se repuso a base de triples –se lanzaron 11 en el primer cuarto por solo 5 tiros de dos puntos–.

Una vez abierta la cancha con y Mirotic como estiletes, llegó el ‘momento ’, quien con 8 puntos consecutivos ayudó a construir la que era en esos momentos la mayor ventaja de España (27-17). La respuesta, por parte de Parker, fue tan esporádica como improductiva, ya que la renta de los actuales subcampeones olímpicos volvió a superar los 10 puntos casi de manera inmediata (33-22) mediado el segundo cuarto.

En plan de España estaba claro, y casi también el de Francia, que parecía mantener en la memoria los 40 puntos que les hizo en París, algo que aprovechó Nikola Mirotic, que se marcó 16 puntos (incluyendo 4 triples) en el primer tiempo. Tal era la atención de los franceses sobre el pívot de Sant Boi que hubo que esperar 18 minutos para ver su primera canasta. Para entonces los de Scariolo ya habían puesto el ritmo de crucero.

Si alguien esperaba una reacción de Francia tras el descanso se quedó con las ganas. Como si no hubiese habido 15 minutos por medio, España –de nuevo con un excelente Mirotic– siguió con el guión establecido para maniatar a un rival que a cada jugada que pasaba bajaba un poco más los brazos. Mientras a los de Scariolo les salía todo –triple de Ricky Rubio incluido– a los de su homólogo francés se les hacía cada jugada un mundo; en parte porque jugadores llamados a liderar el equipo no rindieron como se esperaba: se quedó en 0 puntos.

El último cuarto, con una diferencia que nunca bajó de los 20 puntos, se convirtió en una fiesta española que incluyó a los menos habituales José Manuel Calderón y Alex Abrines, quienes sumaron sus puntos para reafirmar el pase de España a las semifinales de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde salvo sorpresa –seguro que Argentina no dará su brazo a torcer fácilmente– espera Estados Unidos.

Además del gran partido del ala-pívot montenegrino destacaron los 16 puntos y 6 rebotes de Willy Hernangómez, así como los 10 puntos y 4 rebotes de Sergio Lull. Por parte de Francia el máximo anotador fue Parker con 14 puntos, seguido de los 13 de De Colo y los 12 de Lauvergne.

El ‘otro’ Pau

En lo que se puede catalogar como un partido extraño de Pau Gasol –solo hizo 5 puntos– quedó aún más clara la inigualable dimensión del ahora jugador de los Spurs. Apenas anotó, pero eso no hizo sino agrandar su figura, esa que reboteó, taponó y asistió sin caer ni una vez en la desesperación por su falta de acierto de cara al aro. El mejor +/- del equipo, con +22, no deja duda alguna sobre su importancia. Una vez más, imperial Pau.

Continúa el dominio español

En un partido que se ha repetido hasta en 11 ocasiones desde 2010, España aumenta el balance favorable ante Francia hasta un 8-3. En esa serie de partidos, el de estos juegos pasa a ser la segunda mayor victoria, ya que en el Eurobasket de 2011 la selección española venció a los galos por 96-69, dos puntos más que en Río.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Las estrellas de los cuartos de final olímpicos

Estados Unidos despide a una generación inolvidable

Siguiente