España sigue a la deriva en Río

Si con Croacia hubo un tropiezo, contra ha terminado de ponerse oscura casi negra la participación de en los Juegos Olímpicos. En un partido en el que desde el primer minuto se notaba la inseguridad de los de Scariolo, la pasión del anfitrión –personificada en un palmeo decisivo de Marquinhos– acabó por decantar un partido en el que falló dos tiros libres que pudieron ser decisivos. El marcador final, 65-66 para Brasil, complica ya no la clasificación, sino los cruces en un hipotético camino hacia las medallas.

Con la lección aprendida tras la derrota contra Croacia, España quiso involucrar desde el primer momento en ataque a jugadores como y Ricky Rubio; sin embargo, su pronta aportación no frenó lo más mínimo el ímpetu brasileño, que guiado por y Marquinhos, creó una renta de hasta ocho puntos que levantó más si cabe a un público local enfervorecido desde el salto inicial.

Pese al encendido comienzo de Brasil, los hombres de Sergio Scariolo supieron sobrevivir en el oleaje de Río de Janeiro de la mano y dirección de . El nuevo base de los 76ers demostró que su presencia en pista siempre aumenta las posibilidades de anotar. Eso sí, con un 1 de 8 en triples y 9 de 15 en tiros libres, España alcanzó el descanso tres puntos abajo con un pobre 31-34 en el marcador global.

Tras pasar por vestuarios la película se repetía: salida fuerte de Brasil y recuperación gota a gota de España. En un partido que se aventuraba igualado hasta el final, preocupaba que siguiesen sin entrar los tiros libres –Pau Gasol acumulaba un 3 de 8 al acabar el tercer cuarto–. Con ello, los brasileños, lejos de amedentrarse al ver que les volvían a igualar el electrónico, reaccionaban aún mejor con su segunda unidad para lograr su máxima ventaja –11 puntos– al inicio del último cuarto.

Al límite

Cuando España se vio con el agua al cuello, apareció por fin el acierto exterior con tres triples casi consecutivos para ponerse a un solo punto (57-58),­ y otro tremendo de Sergio Llull para volver a liderar la contienda (64-63); sin embargo, fue la línea de personal –infernal para Gasol– la que dejó a los españoles con la miel en los labios mientras Marquinhos volaba para dar a los anfitriones su primer triunfo del torneo.

¿Pau tampoco?

A diferencia de lo ocurrido en el debut, en esta ocasión Pau Gasol no estuvo al nivel que acostumbra pese a firmar un doble-doble de 13 puntos y 10 rebotes (acabó con 5 de 12 en tiros libres). También superaron la decena anotadora Sergio Rodríguez con 10 y Sergio Llull con 11. Por parte de Brasil el mejor fue Marcelinho Huertas con 11 puntos, 4 rebotes y 7 asistencias, mientras que Marquinhos aportó 10 puntos y no pasó de los 4.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Donación sin precedentes de Michael Jordan a la cultura

Paul George quiere ayudar al gimnasta lesionado en Río 2016

Siguiente