Evan Turner, una posible opción para los Celtics si hay ‘buyout’

Vedado el mercado de traspasos, las opciones de reforzarse para franquicias candidatas a peleas más intensas se encuentran en los jugadores cortados. Casi que hasta pueden abrirse mayores alternativas que con los propios traspasos; algunos efectivos ya hechos, maduros y con experiencia en mil batallas, acaban recalando en equipos que no aspiran a nada y quieren como sea una salida. Es en esos nichos donde todo un aspirante puede ponerse ponerse morado.

Ocurrió con los Clippers (Reggie Jackson), con los Lakers (Markieff Morris), Rockets (Jeff Green) y también puede seguir siendo así hasta el próximo 1 de marzo, fecha en la que todo jugador que quiera disputar los playoffs ha de estar ya adscrito en su plantilla correspondiente.

Para los Boston , las opciones del mercado de cortados podrían pasar por dos viejos conocidos. Uno, bastante poco factible, y el otro una opción de lo más interesante. Hablamos de Isaiah Thomas y .

En el caso del diminuto base, cortado por los Clippers, a donde fue traspasado en el límite desde Washington, la moviola es más enredada. No queda del todo claro si el talento deshinchado de Thomas cuajaría ahora mismo en los Celtics. Contando además que su presencia requiere de una ingeniería defensiva imponente que a Boston puede no venirle nada bien ahora mismo. Aunque saliera desde el banquillo, la llegada de Isaiah podría suponer demasiados ajustes. Demasiado movimiento, baile, cambios, en una rotación que funciona a las mil maravillas (40-17) con los jóvenes llevando la voz principal.

La otra posibilidad, más realista, resulta Evan Turner. Según pudo recoger el periodista Sean Deveney en el portal Heavy.com, Turner se encuentra aún evaluando las opciones que podría depararle una rescisión de contrato. Actualmente su situación es de exiliado en los Minnesota Timberwolves (llegó traspasado en el deadline desde Atlanta) y no cuenta en los planes de Ryan Saunders. Fue solo un daño colateral, un peaje, del final del mercado. Su contrato presto a caducar en junio suponía un cartel de ventajas que sedujo a los Wolves.

De hecho, desde que terminara recalando en los Timberwolves, Turner ha sido como un fantasma. Con un contrato expiring de 18 millones de dólares, el jugador recibió patente para no ejercitarse con normalidad en aras de buscar una salida de Minnesota. En ese contexto Turner habría podido hasta reunirse con potenciales franquicias interesadas en sus servicios. Entre ellas podrían estar los Boston Celtics, donde Turner ya militó entre 2014 y 2016, a las órdenes de Brad Stevens.

Turner desea aterrizar en un equipo que se aloje en posición de playoffs, por ello Boston podría suponer el encaje maestro. Al jugador la idea le podría cuadrar bastante, según se hizo eco Deveney.

El alero ya se entrenó de manera privada para los Clippers hace algunos días pero estos terminaron decantándose por la opción de Reggie Jackson. Es por todo ello que Evan Turner podría terminar volviendo a jugar para los Celtics. Para ello, debería rescindir su actual contrato con Minnesota y firmar uno nuevo, mínimo de veterano, que le llevase de vuelta a Massachusetts.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.