Otro festival de triples le da el 3-0 a los Cavs

Cleveland había dado muestras durante el final de la temporada regular de buscar un juego más colaborativo, de mover más el balón para buscar lanzamientos abiertos. Ante Detroit dieron un paso adelante, promediando más de 14 triples anotados por partido. Pero la tormenta que los están sufriendo en la 2ª ronda no tiene precedente alguno en la historia de la NBA. Un insultante 21/39 de los Cavs desde fuera del arco sentenció un partido en el que Atlanta tuvo minutos de gran brillantez, pero sin la constancia para responder a un bombardeo épico. Al final, 108-121 para un casi decisivo 3-0 para los .

Salida mucho más digna de Atlanta

Cleveland mantuvo la muñeca caliente desde el principio de partido, aunque en este caso Atlanta pudo responder los primeros golpes. (24 puntos) jugó su mejor partido desde el inicio de la eliminatoria contra Boston y el ataque, pese al teóricamente más defensivo cambio de Thabo Sefolosha por Kyle Korver en el cinco inicial, funcionó con mucha más fluidez. A medida que pasaron los minutos, los Hawks llegaron a alcanzar el baloncesto total que asombró a la liga a mediados de la temporada 2014-15, especialmente en un gran segundo cuarto donde los triples de Korver abrieron hueco para Atlanta.

Los Cavs sufrían entonces su único atasco del partido, mostrado por un que pasó de anotar los 13 primeros puntos de su equipo a acabar en el lado equivocado de varias jugadas espectaculares de los Hawks. Al descanso, el 63-55 a favor de Atlanta hacia presagiar un final complicado para Cleveland. Un gran tercer cuarto de Al Horford y pareció confirmarlo. Los Cavs necesitarán algo especial para salir victoriosos de este duelo.

El héroe inesperado

Y lo que encontraron fue a (27 puntos, 7/9 en triples). El ala-pívot había llegado a los Cavs en febrero desde Orlando a cambio de una 2ª ronda de 2020 y Jared Cunningham (cortado pronto por los Magic). La gran duda radicaba en su posible solapación de virtudes y defectos con Kevin Love, pero Tyronn Lue se la jugó poniendo a los dos 4 abiertos juntos y abriendo al máximo la cancha. El éxito fue rotundo: 7/12 en triples colectivo mientras Atlanta desaprovechaba su teórica ventaja en la pintura. ejercía a la vez de distribuidor y ejecutor y el talento de aparecía para romper cualquier intento de los Hawks de reorganizar su defensa.

El parcial en el último cuarto no dejó margen de error: 17-36. Los Cavs conseguían su 11ª victoria consecutiva en Playoffs ante los Hawks, un equipo lleno de recursos que comprueba con dolor que ninguno les está funcionando. Un innecesario empujón de a LeBron James que mandó a la estrella de Cleveland a chocar con varios aficionados en la grada fue la gran prueba de esta frustración. Si los Cavaliers siguen encontrando el aro de esta forma, posiblemente el único equipo equipo capaz de contenerles saldrá del Oeste.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Primera llamada de los Knicks a Frank Vogel

El método de San Antonio venció a la anarquía

Siguiente