Fin a la maldición de los 76ers ante Oklahoma

Tras 19 intentos y más de 10 años, los Philadelphia volvieron a ganar un partido de baloncesto a los Oklahoma City . Lo hicieron por 104-108 en el Chesapeake Arena, pabellón en el que jamás habían sumado un triunfo, rompiendo así una racha desastrosa y, más allá de la anécdota, consolidando su cuarto puesto de la conferencia Este, pues los Celtics quedan ya tres partidos por detrás. OKC, por su parte, es alcanzado por los Blazers, en su pelea por el tercer lugar del Oeste.

15 de noviembre de 2008

Esta fue la última vez que Philadelphia venció a los Thunder (110-85). Es, de hecho, la única, pues fue el primer partido que ambos disputaron desde el traslado de la franquicia desde Seattle a Oklahoma City. Por aquel entonces, los 76ers aún no habían renovado su escudo, su pabellón se llamaba Wachovia Center, y Elton Brand, actual general manager, era jugador del equipo y terminó con 15 puntos.

Bajas notables

Ambos equipos afrontaron el choque en ausencia del que está siendo su mejor jugador este curso. se perdió su cuarto encuentro consecutivo, mientras que , con molestias en la rodilla desde el partido del miércoles ante Denver, se quedó fuera por precaución. Las lesiones nos privaron por tanto de un duelo entre el segundo y el sexto máximo anotador de la NBA, aunque esto no hizo que el choque estuviera exento de espectáculo.

Remontada insuficiente

Philadelphia no tardó en marcar las primeras diferencias importantes tras un buen inicio. Con dirigiendo y ejecutando, el cuadro de Brown fue poco a poco abriendo la brecha en el marcador, y llegó a mandar por hasta 16 puntos mediado el segundo cuarto (32-48). El ex de los Clippers, cada vez mejor adaptado, fue el máximo anotador con 32 puntos, y firmó un excelente 5/7 en el tiro de tres.

La distancia se mantendría cercana a la quincena de puntos hasta mediados del tercer periodo, momento en que los Thunder, encabezados por , comenzaron poco a poco a acercarse. y no tardarían en activarse también, y a falta de 5 minutos el base logró empatar el partido a 93 y hacer que todo comenzase de nuevo. Era la primera vez desde el primer cuarto que los 76ers no mandaban en el marcador.

No obstante, la situación duraría poco, pues Tobias Harris se encargó de protagonizar un parcial de 0-8 para los visitantes que volvió a decantar la balanza del lado de Philadelphia. Brown y los suyos pueden darse por contentos, pues que el alero sea capaz de ejercer de líder en momentos de presión unas semanas después de su llegada no puede sino verse con optimismo.

Duelo de triples-dobles

Al margen de los 32 puntos de Tobias, los más destacados fueron los dos bases titulares, Ben Simmons y Russell Westbrook, autores de sendos triples-dobles. El australiano acabó el encuentro con 11 puntos, 11 asistencias y 13 rebotes, mientras que el de los Thunder se fue hasta los 23 tantos, 11 asistencias y 11 rebotes. No obstante, lo hizo volviendo a su peor versión en el tiro, pues terminó con un 1/9 en triples.

Alcanzó también los 23 puntos Jerami Grant, mientras que firmó un partido bastante completo con 20 tantos, 8 rebotes y 8 asistencias.

(Fotografía de portada: Mitchell Leff/Getty Images)