Fisher y Barnes, protagonistas de una pelea a puñetazos


El pasado sábado por la noche en Los Angeles, Derek Fisher y Matt Barnes fueron los protagonistas de una bochornosa pelea durante una fiesta en la casa de la ex-mujer de Barnes.

Según informa The New York Post, cuando Barnes se enteró de que Fisher estaba en la casa (por una llamada de los hijos pequeños de Barnes a su padre), cogió su coche y se hizo unos 150 kilómetros para pegar al entrenador de los Knicks.

Al parecer, Fisher mantiene ahora una relación con Gloria Govan, la ex-esposa de Barnes; y éste no iba a permitir que Fisher estuviera allí.

Barnes se volvió loco. Se metió en coche, se fue corriendo a la casa y fue directo a por Fisher”, comentó una fuente presente en la fiesta.

Para relatar la pelea existe un mensaje que Barnes le envió a un amigo suyo contándole lo sucedido: “Le pateé su culo desde el patio trasero hasta la habitación delantera, y luego le escupí en su cara”.

Otras fuentes también apuntan a que la pelea no fue tan unilateral como pinta Barnes, ya que Fisher también se defendió de los golpes.

Al día siguiente ninguno tenía rasguños ni heridas evidentes, y de momento ninguno de los dos jugadores planean presentar cargos contra el otro. Pero quien sí tiene pensado hacerlo es Govan, quien pedirá una orden de alejamiento para Barnes.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.