Francia da una lección y despierta del cielo a la peor España del Mundial

MADRID / ENVIADO ESPECIAL

65 – 52

Suele ocurrir, en el deporte de alta competición, que quien se cree merecedor de un premio antes siquiera de que toque afrontar su consecución, termina chocándose antes de lo previsto. Algo parecido, punto arriba o punto abajo, fue lo que le ocurrió a España en los cuartos de final del , que ella misma organizaba, ante Francia.

Buena parte del entorno del combinado español daba por consumado el hecho de que se llegaría a la final ante Estados Unidos. Ése era el reto, batir al Team USA. No obstante, una Francia soberbia dio una lección de baloncesto a la selección que prepara Juan Antonio Orenga, que completó de lejos su peor partido del torneo, y terminó dejando al anfitrión sin final y sin medallas.

El combinado galo impartió una lección a su rival en casi todos los aspectos. Cogió 50 rebotes, 16 de ellos ofensivos, por los 28 locales; defendió como nadie la pintura dejando a los ‘grandes’ españoles en una aportación simbólica y, además, propició que España se ahogase en su frágil sistema defensivo. Al final, 13 puntos de distancia ante un rival que no era tal esta misma tarde y que, por plantilla, debería ser netamente inferior a España.

Desde el comienzo

Que no era el día de los jugadores españoles quedó claro desde el inicio. Un 8-0 en contra de salida obligó a España a despertarse con sobresalto. El equipo de Orenga igualó al poco rato pero sus síntomas no invitaban a imaginar el equipo del resto de tardes. La candidez en defensa, en los rebotes de ambas canastas y el desatino lanzando eran demasiado evidentes.

Así, España fue a remolque toda la primera parte, como nunca le había tocado hasta ahora en el torneo. 28 escasos puntos tras dos cuartos y, por ejemplo, un 1 de 11 en triples o un 4 de 13 sumando los tiros de , y .

Tras el descanso, España salió con la intensidad que la cita requería. Sin embargo, Francia, poco a poco, devolvió al anfitrión al raquitismo inicial. Un punto por encima se llegó al final del tercer periodo (42-43).

Defensa, rebote y desacierto

La defensa española, tanto en el poste como desde el perímetro, continuaba pecando de permisiva y así Francia siguió anotando con sencillez. La circulación de balón para que, con tiros fáciles, los galos anotaran era una redundancia. A ello hubo que unir que al ataque local le costaba un esfuerzo sobrehumano anotar siquiera un punto.

En los instantes finales, a todo el mundo le quemó el balón excepto al de siempre: Pau Gasol. Por debajo en el marcador, los uno contra uno del ala-pívot de los Bulls fueron la única tendencia táctica que preparó el banquillo anfitrión. Hay que tener en cuenta además que las ayudas defensivas francesas sujetaron bien al español.

En un partido malo, como todos, Pau Gasol se fue con 17 puntos y 8 rebotes. El problema fue que la colaboración del resto no llegó. Tan solo llegó a los 10 tantos. El tercer máximo aportador español fue con 6 puntos. Marc o Ibaka se quedaron en 2 y 3 respectivamente.

RELACIONADO: España ejecutó una serie de 2 de 22 de lanzamiento de tres.

Defensa de Gobert

Por Francia, destacó todo. La defensa que , sobre todo, o Joffrey Lauvergne firmaron sobre los pívots españoles fue crucial. Por otro lado, el ataque francés siempre vio más fluidez de anotación y circulación que el español. Sobresalieron los 15 puntos de Boris Diaw, los 13 de Thomas Heurtel o los 13 rebotes de Gobert.

Así, Francia, sin nada que perder, se auto invitó a una fiesta que la mayoría ni siquiera imaginaba. Utilizó la ansiedad del anfitrión y jugó mejor que el favorito al oro. Al final, en igualdad de condiciones, el tapado venció al candidato. Es baloncesto.

 

Imagen: FIBA.com


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Juan Orenga: “Estoy aquí porque se ha confiado en mí”

José Calderón: “Han jugado mejor, lo han merecido y no hay que darle más vueltas”

Siguiente