Fultz, feliz por anotar su primer triple en la NBA


Llegó el día. En su partido número 16 en la NBA Markelle Fultz logró convertir su primer lanzamiento desde el triple, uno de los aspectos del juego en el que más incómodo se sentía desde que sufrió la lesión de hombro que le mantuvo fuera de las pistas 68 partidos la temporada pasada. El base de los 76ers ha pasado gran parte del verano trabajando su lanzamiento, y encontró anoche el premio al tiempo invertido.

Ocurrió en el último cuarto del partido ante los Chicago Bulls. Philadelphia mandaba ya por un cómodo 105-88, y el base se encontraba botando a unos 9 metros del aro, pero al ver que Zach LaVine, su defensor, le daba una cantidad exagerada de espacio, optó por dar un par de pasos hacia delante y lanzar. El tiro entró, y las gradas del Wells Fargo Center, conscientes de lo importante que era esta canasta para Fultz a nivel anímico, estallaron de júbilo.

Es necesario recordar que en su temporada en la Universidad de Washinton el base promedió un 41,3% de acierto desde el triple lanzando cinco veces por partido, unas cifras más que destacables. No obstante, su lesión en el hombro le ha lastrado notablemente, tanto en el aspecto físico como mental, haciendo que Fultz esté pasando por un proceso complicado en el que parece no tener apenas confianza en sus lanzamientos. De hecho, hasta ayer solo había tirado un triple en sus 15 partidos en la NBA.

Aliviado

Tras el encuentro, el de los Sixers fue preguntado por la acción en concreto, y se mostró contento por quitarse de encima la presión que se estaba generando al respecto: “Un poco sí” dijo cuando se le preguntó si se sentía aliviado. “He trabajado duro este verano tirando de tres y de media distancia, así que me he sentido cómodo lanzando. Creí que podía anotar, pensé que el tiro iba a ir dentro y lo hizo. Sienta bien”.

Además del triple anotado, Fultz se atrevió a lanzar dos más, uno antes y otro después del que convirtió. Esto, aunque pueda deberse a la distancia que le dio la defensa de los Bulls, conocedora de sus problemas, podría convertirse en algo más habitual a medida que vaya recuperando sensaciones, tal y como él mismo reconoció: “No tengo miedo. Hoy no he metido muchos, pero voy a seguir tirando siempre que tenga una opción clara. Es para lo que he trabajado” concluyó.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.