Fultz puede ver incluso amenazado su rol de suplente en favor de T.J. McConnell


No van bien las cosas para Markelle Fultz en los 76ers. El número 1 del Draft  de 2017 no termina de llegar al nivel que demostró en su único curso en la Universidad de Washington. La lesión en el hombro, que le limitó hasta la extenuación presencia en la 2017-18 (276 minutos entre Temporada Regular y playoffs).

Esta campaña parecía que las cosas podían cambiar, toda vez que Brett Brown le dio galones de titular en sus primeros quince partidos de la 2018-19… hasta que llegó Jimmy Butler y entonces el director de juego perdió su rol de titular.

Y quizá su puesto en la segunda línea

Lo más alarmante no es que los 76ers hayan colocado a Butler por delante de Fultz y que hayan redefinido un quinteto donde hay demasiados jugadores que amasan la bola (el propio Butler, pero también Ben Simmons o Joel Embiid). Los apuros para el base de segundo año pueden llegar a la hora de no ser capaz ni siquiera de consolidar su puesto como suplente de la segunda unidad. Veamos. Anoche, en el incómodo triunfo de Philadephia sobre los débiles Suns (119-104), Fultz jugó 7 intrascendentes minutos. Pero más preocupante fue que, como con Fultz en pista las cosas no habían marchado para los locales, que llegaron caer por 10 puntos mientras el base estaba sobre el parqué, Brown decidiera darle espacio a T.J. McConnell, quien en 8 minutos apenas dejó rastro estadístico- 2 puntos, 1 rebote, 1 asistencia y 2 robos- pero que con él a los mandos los 76ers se recuperaron ciertamente y sumaron un +6 en pista, entre los vítores de la afición local.

¿Ha adelantado McConnell a Fultz como base suplente? Brett Brown, en declaraciones a los medios tras el partido, ni negó ni confirmó ese extremo. “No lo sé” apuntó sobre futuras decisiones al respecto. El técnico asumió, eso sí, que era una situación difícil, que el reparto de minutos puede venir dado por el rival que tengan delante y que tiene que mirar por la persona, por la progresión de Fultz, pero también por los intereses de la franquicia. Complicada encrucijada, toda vez que no es sencillo darle un banquillazo a todo un número 1 del Draft.

Lejos de enojarse, al menos públicamente Fultz apoya a su compañero McConnell, que es también rival en la pelea por los minutos de rotación. “Nuestra relación va más allá de ser compañeros de equipo. Los dos queremos que el otro lo haga bien, queremos ver al equipo ganar, así que cuando uno de nosotros salta a la pista estaremos animándonos más que la mayoría de la gente. Así es como es”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.