Temple y Casspi se pelean en el vestuario de Memphis tras la derrota contra Detroit

Tensión en el vestuario de Memphis después de un balance reciente de 2-8

No bajan las aguas calmadas en Memphis, ni mucho menos. Lo que parecía una interesante temporada durante sus primeros meses, amenaza ahora con convertirse en una pesadilla. Los perdieron anoche en casa ante los Pistons (94-101). Para los chicos de J.B. Bickerstaff se trata de la octava derrota en los últimos diez encuentros y la tercera seguida. Ahora, con un balance de 18-19, viven en récord negativo, algo que solo han vivido esta campaña tras el 0-1 inicial.

Temple y Casspi se pelean

“Si hubiéramos ganado nadie hablaría. Las derrotas generan frustración”, señaló a los medios Mike Conley tras el partido contra Detroit. Él y Marc Gasol fueron los únicos de todo el vestuario de Memphis que recibieron a la prensa después del encuentro. Una apertura de puertas que se retrasó bastante. Algo sucedía. Y ese algo era una reunión de la plantilla que, según informa Shams Charania, para The Atheltic, terminó con una pelea “física” entre los veteranos y Garret Temple.

La reunión se había iniciado para analizar el compromiso de cada uno, el esfuerzo y qué se podía hacer para mejorar y salir de ese bache de 2-8 en los últimos diez partidos, apunta Charania. Entonces, cuando llegó el turno para evaluar la labor de los jugadores del banquillo y se habló de cierta falta de unidad, Casspi salió en su defensa, intercambió palabras con Temple y llegaron al contacto físico hasta que ambos fueron separados.

A pesar de todo esto, J.B. Bickerstaff comentó a los medios tras todo lo sucedido que se había tratado de una conversación que “había que tener” mientras que Mike Conley la calificó como productiva. El base, aquejado de problemas en su hombro, dejó su casillero de puntos en blanco por primera vez en tres años.

Marc Gasol, el otro líder del vestuario al lado del propio Conley, considera que quizá es el momento de alzar la voz, de ejercer su papel y de decir las cosas. En declaraciones para el diario Memphis Commercial Appeal, el pívot aseguró que el vestuario necesita un liderazgo, que los jugadores lo esperan. “He trabajado en no ser crítico con mis compañeros porque eso trajo problemas en el pasado. Pero eso va a cambiar un poco ahora”.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Anthony Davis: “Todos estamos frustrados”

Paseo de los Mavericks en Charlotte

Siguiente