Genial Chris Paul: 19 puntos en el último cuarto para dar la victoria a OKC


El veterano base se convirtió en el segundo jugador en alcanzar los 18.000 puntos, 9.000 asistencias y 2.000 robos tras Stockton

Quien pensase que Chris Paul iba a pasar de puntillas por Oklahoma City Thunder estaba muy equivocado. El veterano base está mostrando un enorme compromiso con su nuevo equipo. Anoche, frente a Chicago Bulls, y cuando parecía todo perdido al ir 26 puntos abajo en el segundo cuarto (29-55), levantó el ánimo de sus compañeros antes de encargarse él mismo de dar la puntilla al rival con un excelente último cuarto (109-106).

“Le dije a los muchachos en el descanso que era un partido muy largo, que no estaba terminado”. Dicho y hecho. En los 12 últimos minutos firmó 19 de sus 30 puntos totales, incluyendo cinco triples. Anotó con facilidad, pero no olvidó el resto de tareas para rozar el triple-doble con con 10 asistencias y 9 rebotes. No extraña que al acabar el encuentro Billy Donovan estuviese encantado con su jugador.

“Realmente hizo un gran trabajo. No solo encontró sus posiciones para anotar, sino que facilitó el juego para todos los demás. Estoy muy contento de que esté cerca de muchos de nuestros jugadores más jóvenes. Entiende cuánto tiempo dura un partido y cómo manejar el número de posesiones. Creo que los tipos como él tienen una computadora mental que les ayuda a recopilar información sobre lo que está pasando”.

Uniéndose a Stockton

Chris Paul dio anoche un paso más para encumbrarse como uno de los mejores bases de la historia al acumular más de 18.000 puntos, 9.000 asistencias y 2.000 robos en su carrera. No son números que se puedan ver todos los días, ya que en la historia de la NBA solo John Stockton, leyenda de Utah, ha logrado alcanzarlos.

(Fotografía de Alex Goodlett/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.