George Karl rompe su silencio

, el recientemente destituido entrenador jefe de los Sacramento repasó en una entrevista para Sacramento Bee los elementos principales que llevaron a su salida de la franquicia californiana al final de la temporada regular. Tras una campaña plagada de incidentes y rumores sobre la relación del técnico con la estrella del equipo, , las declaraciones de Karl muestran claramente la existencia de estas tensiones, a la vez que señalan a los propios Kings como los principales responsables de la situación.

Comienza dejando muy claro que “nunca me sentí en una situación de fuerza con Cuz (Cousins)”. El técnico no se exime a si mismo de responsabilidad en el asunto cuando afirma que “esto se debió en parte a la estupidez que cometí cuando declare que ningún jugador debe ser intransferible. Todavía pienso lo mismo, pero debí haber sido lo suficientemente inteligente como para no expresarlo en voz alta. Además, en ningún momento creí que DeMarcus fuera a ser traspasado”, aclara el entrenador.

Karl cree que gran parte de sus problemas se derivan de la falta de apoyo que recibió desde las oficinas de la franquicia. “En el 80% de los casos, creo que los Kings acertaron con sus decisiones. Aun así, yo soy de la vieja escuela y creo que un entrenador debe sentirse poderoso, sentir en todo momento el apoyo de la entidad a la que pertenece, y yo nunca sentí ese nivel de compromiso conmigo por parte de la franquicia”, sentenció.

Asimismo, advirtió al jefe de operaciones de los californianos de su delicada situación, “ tiene un reto enorme ante él. La plantilla necesita una remodelación profunda. Se va a encontrar ante una agencia libre como no se ha visto hasta ahora en la ”.

La tensa relación Karl-Cousins

Sobre la situación de Cousins en el próximo mercado, el ex entrenador jefe no quiso mojarse y solo dijo que “si optas por retener a Cousins debes rodearlo de los jugadores apropiados, aunque también puedes optar por traspasarlo. Así son las complicadas decisiones en el baloncesto”.

Donde si profundizó fue en la relación entre ambos. Relató desde su perspectiva el enfrentamiento que ambos tuvieron el 8 de noviembre tras perder ante los Spurs. El encontronazo entre la estrella y el técnico se produjo en los vestuarios, y el general manager de la franquicia estuvo presente. “Esa noche, la bomba estalló. Vlade estaba allí y lo vio todo. Cuando ellos apoyaron a Cousins en vez de a mi yo pense ‘Ok, estoy en una situación comprometida, Cuz tiene todo el poder'”, reconoció Karl. Sobre cómo influyó este incidente en el ambiente en el grupo, el técnico fue tajante, ya que “enviaron el mensaje de que Cousins tenía el poder, y lo hicieron muchas veces, a todos los jugadores. La plantilla quería que alguien hiciese frente a la estrella del equipo, y creo que ellos querían que fuese el entrenador, pero llegados a ese punto yo comprendí que el compromiso de los chicos estaba cerca de saltar por los aires, así que yo me centre en acabar el año haciendo el mejor juego posible”, se lamenta el veterano entrenador.

Sobre la calidad de su ex pupilo Karl no alberga dudas, pero duda sobre el futuro de los californianos a corto y medio plazo si no cambia la situación. “Traspasen o no a Cuz, lo más importante es que le den poder al entrenador que venga. Deben dejarlo hacer su trabajo. Lleva unos años construir un programa. Debes dotarlo de fuerza y convertirlo en la cultura de la franquicia para que funcione. El dueño del equipo quería que hiciese magia, y eso rara vez sucede en la NBA, y cuando lo hace suele estar asociada a nombres como Larry Bird, Magic Johnson o Michael Jordan. Yo creo que se puede ganar con DeMarcus como emblema, pero mi pregunta es ¿cuanto tiempo se tardará en conseguirlo? Creo que hay formas más rápidas de alcanzar el éxito…”, sentenció, dejando bastante clara su posición al respecto de lo que deberían hacer los Kings con su díscolo jugador franquicia.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Nowitzki se saldrá de su contrato

Porzingis no jugará el preolímpico

Siguiente