Giannis Antetokounmpo se lleva un duelo feroz con DeMar DeRozan


Vibrante noche en Milwaukee, donde los Bucks se impusieron a los Spurs por 135-129 en una velada marcada por el protagonismo de Giannis Antetokounmpo y de DeMar DeRozan, ambos con 34 puntos para sus respectivas escuadras, dentro de un duelo personal que tuvo instantes muy altos durante el encuentro.

Antetokounmpo, esos 34 puntos y 18 rebotes y 8 asistencias, arrancó el duelo con un mate tras robo en el primer cuarto que puso en ruta a Milwaukee. Esa acción fue acompañada poco después de otro contacto manual con el aro de Eric Bledsoe, un mate del base que enseñaba que él también quería su porción de importancia en el choque. Ya vaya si lo tuvo. Bledsoe terminó con 20 puntos y 10 asistencias y esa jugada en el primer cuarto lanzaba a los locales y obligaba a pedir tiempo muerto a Gregg Popovich. El 26-11 para los Bucks mediado el primer cuarto fue enjugado poco a poco por los Spurs, que cerraron ese asalto muy metidos en el partido (37-36). Davis Bertans, que acabó el partido con 17 puntos y 4/7 en triples, había estado certero desde el perímetro.


El segundo cuarto no fue más que un reflejo de la igualdad, de lo ajustado que se había convertido el enfrentamiento. Ahí, DeMar DeRozan empezó a construir su gran hoja estadística y jugó e hizo jugar a los suyos.

San Antonio se escapa, pero Milwaukee remonta

Tras 24 minutos, San Antonio mandaba por una exigua ventaja en el marcador (67-68), distancia que sería ampliada en un tercer cuarto donde los de Texas se fueron en el electrónico, merced a un parcial de 28-34, para 95-102. La distancia se ampliaría al principio del cuarto final a 95-106 tras un 0-4 de salida para los Spurs. En este momento, asomó de nuevo Antetokounmpo, 14 puntos en el último cuarto, para liderar la remontada de los Bucks, la vuelta a la vida de los locales. El coloso griego estuvo muy bien secundado por Bledsoe y por Malcolm Brogdon, además de puntualmente por Khris Middleton, que hizo daño, mucho daño, a dos minutos y medio del final tras anotar un triple lateral que ponía el 126-122 para los de Wisconsin.

Antetokounmpo, quien vio cómo DeRozan le dejaba un espectacular mate en la cara, dominó por instantes el aro rival, una capacidad de finalización que elevó a los Bucks hacia el triunfo, rematado con una gran bandeja de Bledsoe, que cerró la noche con un movimiento que arrastró toda la defensa rival y que dejó liberado a Brogdon, para desde el triple ajusticiar a los Spurs a falta de algunos segundos por celebrarse.

Tras vencer el viernes en Indiana, los Spurs caen y se colocan con 9-10 de balance, mientras que los Bucks son segundos del Este, 14-5 de récord y el segundo mejor porcentaje de triunfos tanto de la conferencia como de la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.