¿Son los Warriors “el mejor ataque de siempre?”

Dos partidos jugados en las Finales, 2017, dos homicidios; no pierden un partido desde hace 57 días y llevan un inmaculado récord de 14-0 en los actuales playoffs. Son, a falta de que trasladen su dominio a la sala de trofeos del Oracle Arena,  uno de los mejores ataques que ha visto la NBA en sus últimas décadas. ¿Tanto como para considerarlo el mejor de la historia? Varios doctores honoris causa en perforación de aros rivales han opinado sobre si los actuales Golden State merecen tal tasación, como ha recogido el medio The Undefeated.

Uno de los equipos que seguro pelea con los actuales Warriors por el sempiterno trono ofensivo son los Lakers del Showtine. Aquellos de Magic Johnson, , Kareem, James Worthy, o Michael Cooper. Un lacayo del espectáculo, considerado uno de los mejores ataque de siempre y poseedor de varios títulos. , escolta de aquel equipo, no obstante da crédito infinito a Golden State.

“Puedo decir honestamente que pueden ser el mejor ataque que yo haya visto nunca. Muchas armas y muchos anotadores. Te pueden ganar tirando, driblando, lo que te crea aún más problemas”, opina el exjugador y también técnico pretérito de los Lakers. Aunque desde la llegada de Durant no ha dado tiempo a que lluevan títulos, Scott da crédito a considerar a los Warriors como vendaval más alto de la historia.

LeBron y las pérdidas

Declaración aparte, en el enjambre de enunciados de expertos atacantes, fueron unas palabras de LeBron James al término del encuentro de este domingo. El Rey sigue, de momento, en su trono, pero tras caer derrotado en el Game 2 de las Finales su tono de voz destiló algunas dudas. “Les hemos forzado a cometer 20 pérdidas  y aún así nos han ganado bien”, dijo el monarca de Akron, quien, sin decirlo, calculó la ofensiva de Golden State en muy altos valores.

Kobe y ‘The Golden Democracy’

El siguiente en la rueda de reconocimiento general fue , quien respondió de manera estrecha, vía mail, a la cuestión planteada por The Undefeated. “Simplemente mirad la película que dirigí y escribí y que se llama The Golden Democracy. Todo está ahí”.

El cinematográfico Bryant se refería al documento filmográfico que hizo público hace algunas semanas y donde concedía la medalla de la excelencia a las muestras destapadas por Golden State. “Tienen anotadores geniales pero nunca están estáticos, siempre se están buscando unos a otros (bloqueos indirectos, pantallas, ventajas…), poniendo pantallas a todo el mundo y pasando el balón a un compañero; sacan ventaja de cada mínimo error defensivo”, decía en aquel vídeo el profe Kobe.

“La falta de comunicación provoca división. La división rompe un equipo. Un equipo así no puede jugar como uno. Si no puedes hacerlo, tu temporada ha muerto”, resumía Bryant el daño psicológico que Golden State crea en todos sus rivales.

Aunque el pedigrí de Kobe Bryant está más que contrastado en la NBA, el legendario escolta formó parte de los Lakers campeones durante tres temporadas seguidas. Junto a Shaquille O’Neal, patrocinó una de las mejores ofensivas de últimas décadas.

Isiah

Y también los chicos malos tuvieron turno en el escrutinio estelar. , miembro de los aguerridos Detroit Pistons que ganaron dos anillos de campeón, puso sus notas en la misma línea que sus predecesores.

“Estos Golden State Warriors que estamos viendo van a terminar como uno de los mejores equipos que ha jugado y debería de hablarse de esto en ese sentido. Hay que compararles con ellos (Lakers del Showtime), pero las épocas son muy diferentes. No está el factor Kareem (Abdul-Jabbar). Pero si se habla de Magic, Byron Scott, Michael Cooper y todos aquellos, hay que hablar de Durant, Thompson, Curry, Draymon Green y el resto. Son comparables”, compartía el indeleble Isiah Thomas.

Kerr y la explicación

Y otro jugador irrepetible es, precisamente, entrenador en los ahora endiosados Warriors. —anoche de vuelta tras casi todos los playoffs de ausencia— dio una pequeña explicación sobre el éxito ofensivo de sus tutelados. “Es una combinación de habilidad increíble pero también del número de playmakers. Eso es, creo, lo que define a nuestro equipo. Todo el mundo conoce a los Splash Brothers, a KD. Pero lo que ha hecho nuestro equipo en los últimos años ha sido cosa de los Shaun Livingston, Andre Iguodala, o este año de David West y Zaza (Pachulia). Tenemos pasadores por toda la pista, son muy altruistas y les gusta jugar juntos”, definía Kerr, el padre creador de la doctrina por la que los Warriors ahora someten a toda la liga.

Golden State es una congregación irrepetible en canasta contraria —no se quedan atrás en defensa—. Como revela Kerr, talento desparramado en cada par de muñecas y además una mente de playmaker por cada dorsal; además, los movimientos continuos sin balón de cada jugador rebañan las ventajas que tumban a todo bicho viviente. Son un ataque memorable, todavía no eterno, pero sí que parece lícito ponerles en la misma horquilla que con los grupos más aventajados de siempre.


Vídeos recomendados


No te pierdas todas las noticias del All Star 2018Ver más