Golpe de autoridad de los Warriors en casa de Chris Paul


Clippers 105 – Warriors 109

Puro espectáculo playoffs. A quienes esperaban la serie entre Los Angeles Clippers y Golden State Warriors como una de las más atractivas de este primera ronda, no pudo decepcionarles un partido en el que no faltó de nada. Ruido, faltas duras, canastas inverosímiles, tapones, nervios, manos temblando… y un final de infarto en el que los de Oakland salieron victoriosos para asaltar el Staples y dar el primer golpe.

El ambiente en la cancha de unos Clippers que, con Doc Rivers a la cabeza, sólo ven la meta colocándose el anillo, espoleó a un equipo local que inició el choque con un parcial de 12-1 a su favor y que parecía presagiar una noche gloriosa para los angelinos; sin embargo, su rival no se descompuso en ningún momento, y con un juego coral que queda patente al ver que las primeras cinco canastas fueron anotadas por cinco jugadores distintos, supo recomponerse para finalizar el primer cuarto 29-24 abajo y llegar al descanso empatados a 52.

Con tanta tensión sobre la cancha, los problemas de faltas no tardaron en aparecer, siendo protagonistas en este apartado Blake Griffin y Andre Iguodala, quienes no pudieron jugar más de 20 minutos antes de verse obligados a marcharse al banquillo expulsados.

Dos bajas pero dos consecuencias distintas. Mientras que los Warriors encontraron fluidez en ataque sin su alero titular, los Clippers veían como su dominio se desvanecía cada vez que su estrella estaba sentada, muestra de ello es que con Griffin en pista el parcial fue de +9 para los angelinos.

Lee y O’Neal, letales

Todos esperaban a Stephen Curry, y más que nadie los Clippers, que en cuanto veían como éste intentaba driblar o buscar la canasta, apenas tardaban en ponerle un dos contra uno, ya fuese directo o tras un intento de pick & roll. La jugada no le salio mal a los locales en cuanto al partido de Curry, ya que se quedó en 14 puntos (6 de 16) y perdió hasta 7 balones; pero no supieron cerrar la puerta de atrás, tanto como para que David Lee y Jermaine O’Neal camparan a sus anchas durante gran parte del partido, y sobre todo en la segunda mitad.

Pese a los cinco tapones de un DeAndre Jordan que se multiplicaba ante la ausencia de su habitual pareja interior, Lee terminó con 20 puntos y 13 rebotes, y O’Neal con otros 13 tantos, si bien la aportación del veterano pívot tuvo su momento de mayor apogeo en un tercer cuarto en el que los intangibles, con faltas forzadas en ataque y posesiones recuperadas, se hicieron patentes.

La respuesta de los hombres de Rivers vino de la muñeca de J.J. Redick, que acabó con 22 puntos, 15 de ellos en el tercer cuarto, siendo la antítesis de Jamal Crawford, que finalizó con 9 puntos y 2 de 11 en el lanzamiento.

Paul, de héroe a villano

Quien no faltó a su cita con tal relevante noche fue Chris Paul, quien destacó en todo momento para acabar con 28 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias, pero que vio como en el último momento su esfuerzo se veía empañado por dos acciones que allanaban el camino para la victoria de su rival. Así, si a falta de dos minutos parecía el salvador de los Clippers al lograr dos triples que igualaban el electrónico tras ir perdiendo hasta de 11 en el último periodo, una perdida y el fallo de dos tiros libres con tres puntos abajo y 11 segundos por jugarse empañaban su actuación.

Tiemblan las manos

Bien por verse ganadores y temer perder, o bien por verse perdedores y rememorar pasadas eliminaciones tempranas, lo cierto es que el último minuto estuvo marcado por los errores de ambos. Una posesión agotada sin lanzar, sexta falta de Griffin, tres perdidas de balón y una serie de 2 de 8 en tiros libres para cerrar el partido; algo que hizo Klay Thompson metiendo uno de los dos tiros libres de los que dispuso para acabar con 22 puntos en su cuenta.

En definitiva, los Warriors dan el primer golpe en una serie que visto el primer partido se antoja realmente emocionante. Segundo asalto, el próximo lunes.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.