Gritos de “traidor” para Leonard en su regreso a San Antonio; DeRozan ilumina la victoria de los Spurs

Abucheado desde la presentación por la que fue su gente hasta este verano. Y abucheado durante el partido. Como era de esperar, el regreso de a San Antonio por primera vez desde que fuera traspasado a los en julio de 2018 fue picante, caliente. Leonard dijo durante la previa del encuentro, y después de hacerle 45 puntos a los Jazz, que sería divertido regresar a San Antonio. Pero lo cierto es que Toronto cayó anoche contra la escuadra de Gregg Popovich (125-107) y La Garra no tuvo una velada cómoda.

“Traidor”

Leonard, lesionado en mayo de 2017 durante los playoffs contra los Warriors, encadenó luego otra serie de dolencias físicas que le impidieron apenas jugar en la 2017-18 con los . Su temporada entonces se redujo a 9 encuentros y en enero de 2018 desaparecía, rodeado de misterio y con un relato muy oscuro a su alrededor, para no volver a vestir la camiseta de San Antonio. Quería irse y en julio los lo traspasaron a los Raptors junto con Danny Green y a cambio de y de Jakob Poeltl.

Mientras que Green sí fue aplaudido por su antigua afición, la jornada para Leonard fue muchísimo más difícil, pitado desde esa citada presentación, para luego con el partido en juego recibir gritos de “traidor” en un momento en que lanzaba tiros libres.

Además de todo ello, Leonard tuvo que asistir a una derrota sin paliativos de los suyos, que ya perdían por 38-19 al término del primer cuarto, que llegaron a perder por casi 30 puntos y que vieron frenada una racha de tres victorias seguidas.

Leonard, pitado no solo en la presentación, sino desde que salió a calentar, en el vídeo homenaje previo al duelo que se proyectó, durante el choque cada vez que tocaba la pelota, y al irse de la pista tras perder el partido, finalizó con 21 puntos, 1 rebote, 5 asistencias y 2 robos con un 8/13 en tiros de campo. En la grada, pancartas con alusiones a su falta de liderazgo durante su época en San Antonio. “No es un líder”, portaba una de ellas. Aquella frase recogía las palabras pasadas de Popovich, cuando aseguró que Leonard era un gran jugador pero no tenía madera para liderar. Ambos, no obstante, se fundieron en un abrazo anoche.

Primer triple-doble para DeRozan

Era el otro protagonista de la cita, ya que también se media al que fue su equipo. Ídolo en Ontario, DeMar DeRozan se vio obligado a hacer el camino de opuesto al realizado por Leonard en julio. Su venganza la sirvió bien: 21 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias para el primer triple-doble que cosecha como profesional. ¿Qué mejor lugar y momento que este? “No guardo ningún resentimiento hacia los Raptors”, aseguró.

San Antonio es séptimo del Oeste con 22-17 y tres victorias seguidas, mientras que Toronto es segundo del Este con un récord de 28-12.

(Fotografía de portada: Ronald Cortes/Getty Images)