Harden destroza a los Magic con 54 puntos

Hace apenas dos noches, anotó 55 puntos en la visita de los a Cleveland. Esto, lejos de saciar su hambre de canastas, pareció abrirle el apetito, y anoche el escolta convirtió a los en la víctima de su nueva exhibición al irse hasta los 54 tantos para llevar a Houston hasta una nueva victoria.

El cuadro texano se impuso en Orlando por 107-130 tras no dar opciones a los de Clifford en la segunda mitad, y se colocan con un balance de 17-8 que les permite mantener el cuarto puesto de la Conferencia Oeste. Los de Florida, por su parte, sumaron su tercera derrota consecutiva, lo cual no les hace ceder su plaza de playoff, que ocupan con 11 triunfos y 14 derrotas en su casillero.

La Barba y sus locuras

La de anoche fue la 23ª ocasión en la que Harden anota 50 o más puntos en un partido, algo que ha hecho ya cinco veces durante este curso, cuatro de ellas en los últimos siete encuentros. Con esto, el de los Rockets se acerca cada vez a Kobe Bryant, tercer jugador con más partidos de +50 en la historia de la NBA con 25, cifra que, a este ritmo, no tardará en alcanzar. Por delante tiene a Michael Jordan con 31, una cantidad también asequible a su nivel actual, y los 118 de Wilt Chamberlain. Suerte con eso último.

En esta ocasión, la Barba alcanzó esta cifra de forma extremadamente eficiente, ya que logró anotar 19 de sus 31 tiros de campo, incluido un 10/15 en triples, y solo lanzó en seis ocasiones desde el tiro libre. Esto es similar a lo que logró en el choque ante los Cavaliers, en el que terminó con un 20/34 en sus lanzamientos (10/18 en triples) y solo necesitó cinco intentos desde la línea de personal. Con esto, James no solo ha roto de forma contundente el tópico de que depende en exceso de los tiros libres para firmar sus barbaridades anotadoras, sino que ha demostrado estar en un momento de forma más que sensacional al que tratará de dar continuidad esta noche ante los Pistons.

“Es como si nos hubiera ganado él solo” dijo , máximo anotador de los suyos con 27 tantos, que se rindió ante el nivel exhibido por el escolta. “Es MVP por algo. Antes del partido comentamos él iba a buscar sus tiros y que tendríamos que aceptar lo que pasase, y simplemente no ha fallado”. Por su parte, Steve Clifford optó también por la resignación: “Cuando lanza de esta forma no sé qué se supone que puedes hacer”.

Harden redondeó su actuación repartiendo 7 asistencias, capturando 5 rebotes, robando 3 balones y colocando 2 tapones. Cuando, tras 36 minutos sobre el parqué, fue sustituido, el público que asistió al Amway Center no pudo sino reconocer su recital con una sonora ovación, pues acababan de asistir a una de las noches más inspiradas de uno de los mejores anotadores de la historia.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Knicks remontan para cosechar su segunda victoria seguida