Harden y otros entran en el vestuario de los Clippers a buscar a Austin Rivers y Griffin

Amago de pelea de las buenas en los vestuarios del Staples Center. Tras el triunfo de los sobre los (113-102), , baja por lesión, Trevor Ariza y entraron en el vestuario local para enfrentarse a . La información ha sido dada por diversos periodistas estadounidenses, algunos y algunas presentes en el partido celebrado en Los Angeles.

En estos momentos los datos son algo confusos, pero según señala Adrian Wojnarowski, los tres jugadores de los Rockets entraron a por Austin Rivers al vestuario de los Clippers. Lo habrían hecho a través de una puerta trasera. Los medios presentes en el propio vestuario para cubrir el post partido fueron desalojados y el trabajo de los miembros de seguridad parece que impidió que la cosa fuera a mayores. Eso sí, se tuvieron que pedir refuerzos para frenar a los jugadores, informa la periodista Ashley Brewer.

¿Qué sucedió?

Tal y como apuntan esos medios presentes en el lugar, caminaba furioso por los pasillos de los vestuarios y James Harden trataba de calmarle. Lo que luego desencadenó la pelea, únicamente verbal, pudo estar en lo que Austin Rivers le había dicho a Ariza durante el partido. Rivers no jugó, pero según D.J. Dunson, de Yahoo Sports, sacó de sus casillas a Ariza, que finalmente fue expulsado de un duelo que también abandonó antes de tiempo .

Luego, Harden, junto con el propio Ariza y Green fueron los que entraron en los aposentos de los Clippers por la puerta de atrás para buscar a Rivers, aprovechando el conocimiento de Chris Paul de los recovecos del Staples, pues fue su casa durante años. Algunos medios señalan que también iban a por Griffin, quien según otras informaciones habría tenido una disputa verbal previa con Mike D’Antoni. Para rematar todo, Clint Capela trató de entrar en el vestuario de los Clippers por la puerta principal y mediante el modo tradicional, es decir, llamando, pero al abrir alguien la puerta y ver quién era recibió un portazo por respuesta.

La NBA seguramente abrirá una investigación para determinar qué ha sucedido y puede que lleguen diversas sanciones, según señala Bobby Marks.