Harden tocado, pero los Rockets siguen ganando


Si tu mejor jugador se da un golpazo en las rodillas y ves que no es capaz de recuperarse como él quisiera, lo lógico es echarse a temblar. Toda esa teoría funcionaría con muchos equipos, pero estos Rockets tienen una resistencia a prueba de disgustos.

Con un James Harden tocado desde el comienzo del partido, los de Houston fueron capaces de vencer por 105-83 a los Kings, en el que era el reencuentro del equipo con su afición tras una gira de cinco partidos fuera de casa.

Aunque Harden no abandonó el encuentro, demostrando sus ganas de seguir en pista, lo cierto es que el golpe le mermó durante todo el encuentro, y eso supuso que sus números bajasen hasta los 10 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias.

“Estuve con dolor, no me podía casi agachar, así que tuve que tirar de rodillera para poder acabar el partido”, comentó el mismo jugador al acabar el choque.

¿Harden era necesario?

La otra pregunta que puede surgir sobre su partido es si existía la necesidad de forzar en un encuentro en casa y en el que aún quedaba todo por decidirse. No era una situación extrema.

Y viendo cómo estuvo Ryan Anderson, esa cuestión cobra aún más relevancia. Y es que el interior, que acabó con 25 tantos en su bolsillo, hizo tres triples en un cuarto para encaminar con paso firme la victoria.

“Nunca haré que jugué cuando no le necesitemos”, explicó Mike D’Antoni sobre los motivos de que Harden siguiera en pista. “Habrá días en que le demos descanso porque creamos que el partido está bien para nosotros”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.