Holiday lidera el triunfo de los Pelicans tras el susto de Anthony Davis


Los New Orleans Pelicans alcanzaron las 14 victorias tras sumar un nuevo triunfo en Detroit por 108-116. Los Pistons encajaron así su cuarta derrota consecutiva, tres de ellas como locales, evidenciando que, si bien Casey ha armado un bloque compacto que estará en playoffs casi con toda seguridad, les falta algo para poder meterse en la élite de su conferencia. NOLA, por su parte, se acerca ligeramente al octavo puesto del Oeste, pero necesita encontrar por fin regularidad para aspirarse seriamente a él.

Holiday como mejor medicina

Alvin Gentry y los suyos estuvieron a punto de llevarse una peligrosa noticia nada más arrancar el choque. Apenas habían transcurrido 5 minutos cuando Blake Griffin, en un intento de penetración, impactó involuntariamente contra la cadera de Anthony Davis, que cayó al suelo dolorido y se marchó cojeando a vestuarios. Saltaron las alarmas ante una posible lesión de La Ceja, pero los Pelicans no tardaron en encontrar una solución, y no precisamente una quirúrgica.

Jrue Holiday se encargó de hacer olvidar en la medida de lo posible a Davis, echándose el equipo a la espalda y anotando 37 puntos con un sensacional 63,6% de acierto en sus tiros (60% en triples). El base, gracias a su combinación de fuerza y habilidad, se encargó de destrozar a la defensa de los Pistons, y demostró por qué es injusto que se le deje fuera de todas las conversaciones acerca de los mejores jugadores de su posición. Quizás si no conviviera con tantísimos bases de inmenso nivel…

Merece mención especial también Julius Randle, que fue titular por cuarta vez consecutiva y volvió a responder a la perfección. El ex de los Lakers se fue hasta los 28 puntos y 6 rebotes, y está promediando 26,6+12,4 en los siete encuentros que ha disputado desde el principio. Son números literalmente a la par de los de Davis, quien acabó volviendo al partido en la segunda mitad, aunque sin una participación especialmente decisiva.

Griffin sigue brillando en soledad

En los Pistons, Blake Griffin volvió a ser el mejor con 35 puntos y 5 rebotes, pero, una vez más, echó en falta algo de ayuda por parte de sus compañeros. Andre Drummond, experto en hacer números, ayudó con 23 tantos y 19 capturas, y Langston Galloway, que acabó con 24 puntos, tuvo una espectacular irrupción en el tercer cuarto que comprimió el marcador, pero poco más. De hecho, el ex de los Clippers anotó más que los otros cuatro titulares juntos.

Incluso sin la explosividad de sus inicios, es posible que estemos viendo al mejor Griffin de su carrera, pero también al peor acompañado. El de anoche, fue el noveno encuentro en el que superó los 30 puntos, pero por quinta vez dicha hazaña no sirvió para ganar acabar ganando el choque, y la mala racha empieza a ser ya considerable, pues Detroit podría enlazar cinco derrotas derrotas seguidas hoy en Philadelphia. Parece que el ala-pívot tendrá que volver a alcanzar cotas importantes si quiere evitarlo.

(Fotografía de portada: Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.