Houston destroza a los Cavaliers (120-88)


Los Cavaliers siguen dejando sensaciones pésimas y resultados muy preocupantes por el camino. Anoche cayeron ante los Houston Rockets en televisión nacional por 120-88.

32 puntos de diferencia. Cerca de los 34 que sufrieron contra Toronto, los 28 frente a Minnesota y los 24 de Oklahoma. Derrotas abultadas contra equipos importantes de la NBA y ante la mirada de todo el mundo. La situación es cada vez más complicada en Ohio.

“No tengo palabras”, dijo LeBron James después del partido. “Deberían quitar nuestros partidos de televisión nacional en lo que queda de temporada. No hemos jugado bien en absoluto y nos pegan una paliza siempre que nos televisan en todo el país. Así que no tengo palabras”, concluyó. “Otra vergonzosa derrota”, afirmó Isaiah. “Algo tiene que cambiar, no sé. Hemos estado mal desde el salto inicial. No quiero hablar mucho sobre ello. Necesito ver de nuevo el encuentro y comprobar lo que ha pasado”.

Los Cavs ni se presentaron al partido. No tuvieron nada que hacer desde el primer minuto. No corren, no defienden…parece que no tienen interés por jugar. Lo mismo se puede decir de LeBron, frustrado y jugando sin la intensidad que le ha caracterizado durante toda su carrera. Terminó con 11 puntos y ni siquiera disputó el último cuarto.

Algo tienen que hacer en Cleveland para cambiar esta dinámica.

Los Rockets se pasearon

Partido sin ninguna complicación para los de Mike D’Antoni. Ni siquiera necesitaron a un gran James Harden en ataque ––15 puntos por debajo de su promedio esta temporada–– para pasar por encima a los Cavs. Esta victoria sirvió para continuar con la buena racha que llevan desde principios de año, 11 victorias y tan sólo 2 derrotas.

Chris Paul hizo, básicamente, lo que le dio la gana. Una nueva exhibición en cuanto a dominio del juego. Anotando, asistiendo y tomando buenas decisiones en todo momento. Se quedó a dos capturas bajo los tableros del triple-doble: 22 puntos, 11 asistencias y 8 rebotes.

23 victorias y tan sólo 3 derrotas cuando han jugado James Harden y Chris Paul. Es evidente que la pareja encaja a la perfección y que el movimiento en verano fue un acierto absoluto. La llegada de CP3 permite a Harden estar más tranquilo en algunos partidos y no tener que ser la referencia ofensiva noche tras noche. Ambos se necesitaban.

Tyronn Lue está a salvo

Al contrario de lo que podría parecer, el puesto de entrenador de los Cavaliers no corre peligro. Según ESPN, la franquicia de Ohio no va a despedir a su técnico a pesar de los malos resultados. Sus fuentes también afirman que el equipo se moverá en el mercado con la intención de adquirir buenos jugadores y reforzar la plantilla.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.