Howard y Beverley reaparecen para imponerse a los Pelicans


Rockets 111-Pelicans 104

Patrick Beverley y Dwight Howard volvieron a vestirse de corto tras ocho partidos de ausencia. Ocho partidos en los que su equipo ha echado en falta la garra y el empuje defensivo de ambos jugadores.

Sin la presencia del base y el pívot, los Houston Rockets llegaban a la noche de ayer con 2 derrotas consecutivas y un total de 5 en las últimas 8 jornadas. No obstante, con su regreso y el gran encuentro de James Harden (33 puntos y 13 asistencias) pudieron imponerse a los New Orleans Pelicans.

«Necesitábamos esta victoria más que nada», admitió Harden.

Con ésta ya son 53 victorias en la temporada regular para los hombres de Kevin McHale, la cual les permite continuar en la 5ª posición de la Conferencia Oeste con un triunfo de ventaja sobre Portland Trail Blazers.

En su esperado regreso, Patrick Beverley se fue hasta los 20 puntos, 4 asistencias y 3 rebotes; y Dwight Howard aportó 13 tantos, 6 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones.

«Pat (Patrick Beverley) fue consiguiendo tiros y Dwight (Howard) lo hizo fácil cerca del aro, por lo que las cosas fueron más fáciles para mi», dijo Harden.

Los New Orleans Pelicans estaban 8 puntos arriba cuando restaban tres minutos para final, sin embargo un parcial de 9-0 liderado por Beverley permitió a los Rockets darle la vuelta al electrónico con 1:04 restante.

«Es como si hubiéramos tenido que sacar un conejo de la chistera esta noche», dijo Kevin McHale.

En los Pelicans el más destacado fue Luke Babbitt logrando el récord anotador de su carrera con 24 tantos. Junto a él, Austin Rivers volvió a rozar el triple-doble con 20 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias y Anthony Morrow agregó otros 20 tantos, 6 rechaces y 5 pases de canasta.

«Hemos tenido un par de errores mentales, un par de pérdidas de balón clave y hemos tenido un par de contratiempos. Si combinamos esas tres cosas, es difícil ganar», explicó Rivers. «Ha sido una derrota muy frustrante», destacó.

McHale, que antes del encuentro admitió que dosificaría a Howard y Beverley, debido al transcurso del juego tuvo que mantenerlos en pista 29 y 33 minutos.

«Ambos dijeron que se sentían bien y que querían ganar el partido y necesitábamos esta victoria», explicó el entrenador.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.